Visitando mi cuaderno Cantando por Fandangos, ahora convertido en EL MUSEO DEL FANDANGO, podrán elegir entre doscientos cincuenta (250) artistas distintos para escuchar este estilo de cante.

sábado, 18 de febrero de 2017

EL PLANETA, EL FILLO, EL NITRI, ¿de verdad que estos personajes existieron?

Va para años dos y medio que en este blog publiqué un artículo, a cuya lectura (o relectura en su caso), incluyendo la sección de comentarios que fue aumentando con el paso de los días, les invito ahora mesmito. Cuando lo hayan hecho., se encontrarán nuevas historietas y consideraciones que a uno se le ocurre... 


*********************************************************************************

Jueves, 28 de agosto de 2014

Siguen las mentiras sobre Planetas, Fillos y Nitris


Envío a Manolo Bohórquez Casado, Antonio Barberán Reviriego y Luia Vázquez Morilla.

Prezi debe ser un gestor de eso que los internautas llaman "Presentaciones". Encuentro una fechada el día 14 de mayo de 2014 y firmada por un tal Fermín Martos cuyo título es Las etapas en la historia del Flamenco. En realidad se ciñe a La etapa inicial (Desde el último tercio del siglo XVIII hasta comienzos del siglo XIX). Tomo tres citas de tal presentación, referidas a tres de los cantaores más nombrados del siglo XIX, y las comento a continuación.

1) EL PLANETA

Nadie tiene constancia de su nombre; algún autor adelanta el de Antonio Fernandez(?). Se ha dicho que el apodo de "El Planeta" le fue puesto por la alusión a los astros que el cantaor hacia en sus coplas. En cuanto al lugar de su nacimiento, en la relación de Juanelo figuraba como natural de Cádiz, aunque Molina y Mairena se inclinan a creer que nació en Triana (?

¡Por Dios, don Fermín! ¿Usted no sabía que El Planeta se llamaba Antonio Monge Rivero y que había nacido en Cádiz en 1789? ¿Tampoco sabía que era hermano del famoso bolero Luis Alonso y tío del cantaor Lázaro Quintana? Todos estos datos y muchos más fueron investigados por Manuel Bohórquez, con la colaboración de Antonio Barberán. Se publicó en el diario El Correo de Andalucía, Sevilla, 21 de febrero de 2011. El escritor sevillano lo trajo a las redes a través de su blog La Gazapera, siendo una de las entradas más celebradas y comentadas de aquellos días. Seguramente a usted le cogería viajando por la luna de Valencia.

2) EL FILLO

La importancia de El Planeta estriba en que constituye la referencia primera y única de la que se parte para describir las sucesivas figuras y cantes que a partir de él han conformado la historia del flamenco y, sobre todo, porque su nombre va unido siempre al de su discípulo más aventajado, como lo fué Francisco Ortega "El Fillo", que transmitió los cantes de su maestro y los suyos propios.
Con la figura de El Fillo la historia del flamenco nos ofrece la persona que canta, nos muestra por primera vez la humanidad del cantaor conocido en su época y en el entorno en que vivió. Ya no es el personaje descrito en las páginas de un libro, sino que estamos ante alguien de quien se puede apreciar su realidad humana, su familia, sus amores, su "buscarse la vida" a diario y hasta el tono de su voz.
Ante nosotros tenemos el retrato de un hombre, al parecer buena persona, y nos hablan otros de él quienes, a diferencia de su maestro El Planeta, no lo conocieron en una nocha de juerga, sino que lo trataron, lo estimaron y aprendieron de él en el día a día. Silverio Franconetti fue discípulo de El Fillo y amigo de D. Antonio Machado y Álvarez (Demófilo) y de D. Francisco Rodríguez Marín, de ahí que a través de Silverio y los citados escritores, entre otras personas, se conozcan los cantes y buena parte de la vida del personaje que comentamos.
Parece seguro que El Fillo nació en Puerto Real, a principios del siglo XIX, y murió en Sevilla en fecha cuya exactitud se desconoce, pero que puede situarse por los años ochenta del citado siglo, aunque Demófilo, en la obra citada anteriormente, editada en 1881, nos dice: "Este cantaor, considerado como el mejor de todos ellos, ha vivido hasta mediados de este siglo...". Tuvo dos hermanos, Juan Encueros y Curro Pabla, que también cantaban.
(...)
En Triana El Fillo se enamoró de La Andonda, gitana de genio, mucho más joven que él y gran solearera, de la que se dice que fue muy fiel al cantaor. Según Rafael Molina ("Obra Flamenca") El Fillo era muy cariñoso con los niños, y le agradaba verse rodeado de ellos mientras cantaba. Por eso hay una soleá que dice:
La Andonda le dijo al Fillo:
Anda y vete gallo ronco a cantarle a los chiquillos!
Y es que la voz de El Fillo era ronca y grave, y este estilo de voz ha quedado como tipo de voz flamenca, llamándosela voz "afillá".
De El Fillo como cantaor se han dicho todo tipo de elogios. Demófilo decia que se le consideraba como el "rey de todos los cantaores" y lo calificó en su famosa lista como "cantaor generalísimo", es decir que dominaba todos los cantes. Se le ha llegado a llamar "padre del cante" y "Juan Sebastián Bach del flamenco".

¡Qué sagacidad la suya, don Fermín! Cuatro lecturas le han bastado a usted para llegar a apreciar hasta el tono de voz del Fillo. Pues mire por donde, el nombre de nuestro cantaor no es el que usted señala sino que se llamó Antonio Ortega Heredia. No nació en Puerto Real sino en la Isla de San Fernando. Lo hizo el día 21 de abril de 1806, muriendo en Sevilla el día 4 de febrero de 1854, antes de cumplir los 48 años. Se había establecido aún joven en el barrio de Triana donde se casó con Alejandra Vargas Filigrana en el año 1929, procreando a siete hijos y siendo siempre fiel a su esposa. O sea, que de Andonda, nada de nada. Por cierto, el autor que usted nombra, el que escribió el libro "Obra Flamenca" del que yo fui editor en 1977, no se llamaba Rafael sino Ricardo Molina. Sí es cierto que entre sus hermanos hubo dos (Francisco de Paula y Juan) que fueron cantaores y que uno de ellos fue asesinado. Demófilo debió de tener en mucha consideración al Fillo pero se equivocó en su nombre y lugar de nacimiento. ¿Quién era, entonces, Francisco Ortega Vargas? Sencillamente, el mayor de los hijos del Fillo, también cantaor que usó el mismo mote que el padre. Éste sí que anduvo con la solearera La Andonda. Todos estos datos los publicó el moronero Luis Javier Vázquez Morilla el día 18 de enero de 2012 en un blog que tiene dedicado a temas relacionados con Morón de la Frontera. ¡Y usted de nuevo en la luna de Valencia!

3) EL NITRI

Sobre la rareza de el "Nitri", la descripción que de su personalidad ofreció G. Nuñez de Prado, en su conocida obra "Cantaores andaluces", fue calificada por Rafael Molina como arbitraria y en absoluto cierta, ya que lo presente como un caso extremo de timidez erótica, llegando a afirmar Nuñez de Prado que "este hombre estuvo en realidad, y de manera innegable, imposibilitado de sentir como un hombre el amor, a pesar de todas las apariencias jamás quiso a una mujer, constantemente vivió alejado de la bella mitad de la especie humana". Rafael Molina, en cambio, rechaza esta imagen que da Núñez de Prado, afirmando que "todo el mundo sabe (?) que Tomás el "Nitri" se había juntado a la mujer de su tío, la "Andonda". Tampoco se ha probado esta unión, lo que sí es cierto es que era sobrino de Francisco Ortega el "Fillo" y que, según parece, vivió con él desde niño y de su tío aprendió los cantes que luego le hicieron famoso.

Gracias de nuevo a Bohórquez (La Gazapera, 1 de septiembre de 2012), ahora con la colaboración de Vázquez Morilla, hemos sabido que El Nitri, de nombre Tomás Ortega López, nació en El Puerto de Santa María el día 17 de diciembre de 1838, hijo de Andrés Ortega Heredia, uno de los hermanos del Fillo. Murió en Jerez de la Frontera el día 2 de noviembre de 1877, con 38 años de edad. Según nos recuerda Fermín Martos, el montillano Núñez de Prado afirmaba del Nitri que era poco menos que misógino, mientras que el pontanés Ricardo (no Rafael) Molina decía que El Nitri se juntó con La Andonda, la mujer de su tío El Fillo. Pues va a ser que Molina se equivocó, no solamente en que La Andonda fuese la mujer de su tío, siéndolo en realidad de su primo hermano Francisco Ortega Vargas (Fillo Segundo), sino en la posibilidad de que tal cosa ocurriera, toda vez que El Nitri muere en 1877 y Francisco El Fillo lo hace en 1878.

Pero, ¿por qué quitarle o darle la razón a este Fermín Martos? Haciendo la redacción de este artículo he caído en la cuenta y comprobado que todo lo que dice está tomado literalmente (y sin citar procedencia) del sitio web conocido como Horizonte Flamenco en cuyo caso las respectivas redacciones pudieran haber sido hechas antes de que Bohórquez y Vázquez Morilla publicasen los frutos de sus investigaciones. Lo cual no resta demérito a Fermín Martos, porque éste suma, al delito de copiar sin citar, el de no contrastar la veracidad de lo que copia.

Triste es reconocer que actitudes como la de este señor son muy frecuentes en las redes. Ahora, más que nunca, el rigor es necesario si queremos clarificar la Historia de nuestro Arte Flamenco. Tenemos magníficos investigadores que se dejan el pellejo en su labor, pero desgraciadamente también tenemos unas autoridades que miran para otro lado. ¿Será verdad, como alguno sospecha, que hay intereses para que todo siga como antes, mentiras incluidas?


Publicado por Andrés Raya en 0:00

Etiquetas: Antonio Barberán, El Fillo, El Nitri, El Planeta, Fermín Martos, Manuel Bohórquez, Vázquez Morilla.


12 comentarios:

Callejón del Duende - Cádiz Flamenco 28 de agosto de 2014, 1:55
Que fuerte Andrés!.. Lo mismo nos sale ahora diciendo que el mundo es redondo.... Pero tristemente esto ha sido la normalidad en los 'panfletos' flamencos. Es muy difícil poner orden, mientras algunos 'iluminatis' sigan viviendo en el limbo y recopiando lo absurdo del flamenco.

Andrés Raya 29 de agosto de 2014, 1:56
Ya ves, Antonio. Aún dejando de lado a ese impresentable Fermín Martos, queda lo de la web "Horizonte Flamenco" donde hay muchos artículos llenos de inexactitudes y sin firma alguna. Pues, ¿sabes que es uno de los enlaces recomendados por esa leche de "Portal Flamenco" que se ha montao la Consejería de Educación de la Junta? Que tal Consejería aconseje la lectura de sitios donde ni saben el nombre del poeta Ricardo Molina es algo inaudito. Sobre este portal tengo ganas de escribir algo. Un abrazo, amigo.

Anónimo 28 de agosto de 2014, 3:01
Gracias señor raya por sus sabias palabras y defender este arte a cual hay muchos escritores que le hacen mucho daño al flamenco. No tengo más remedio que comentar lo que usted mismo alude en su artículo de que hay muy buenos investigadores que se estan partiendo el pecho para sacar adelante la historia del este arte nuestro. Un saludo de un pequeño aficionado pero un fan de usted y de todos aquellos investigadores que usted nombra. Paco de cai.

Andrés Raya 29 de agosto de 2014, 3:33
Gracias, Paco. No nos conocemos en persona pero te sigo en los muchos comentarios que les mandas a los amigos Bohórquez, Faustino o Barberán.

Guillermo Castro Buendía 28 de agosto de 2014, 6:58
Una pena lo de este señor. Tanto el plagio como el no estar actualizado. Es lo que tiene este mundo donde el "todo vale" y lo cutre campa a sus anchas. Antes, a nadie se le ocurría salir a la palestra sin tener los cabos bien atados. Ahora cualquier impresentable se las da de listo cogiendo de allí y de allá y creándose un bloguillo donde plasmar su "sabiduría", a ver si se le funden los baudios.

Andrés Raya 1 de septiembre de 2014, 4:26
Así es, amigo Guillermo. Lo grave es que la Junta, al lado de trabajos valiosísimos como los tuyos y otros, dé cobijo a personas o sitios web profesionales de la ausencia de rigor.

Anónimo 27 de septiembre de 2014, 3:49
Hola, Andrés. Me he alegrado de encontrarte buscando otra cosa en la red. Soy Josefina, paisana tuya, hermana de tu amigo Juan, y de Emilio, Paco...y compañera de tu hermano Paco en el instituto. Me encantaría hablar contigo. Si tienes el teléfono de Juan, pídele el mío. Me encantará saber de ti y comentar alguna cosa sobre este tema del flamenco.

Andrés Raya 27 de septiembre de 2014, 4:37
Josefina López Delgado. ¡Qué alegría me da el saber algo de ti! Perdimos el contacto hace tantos años... Con José Emilio lo he mantenido, pero sobre todo con Juan. Lo llamaré más adelante.

mari carmen garcia franconetti 3 de agosto de 2015, 8:19
¡Magnifica entrada, Andrés! Gracias por tus aportaciones, mi enhorabuena. Saludos. Mari Carmen.

Andrés Raya 3 de agosto de 2015, 10:46
Las gracias hay que darlas a Bohórquez, Barberán, Vázquez Morilla, etcétera. Hay que negarlas a impostores como este Fermín Martos. Gracias, Antonia, por tu visita.

mari carmen garcia franconetti 20 de octubre de 2015, 11:50
Creo que por ahí hay un lapsus, Andrés, soy Mari Carmen, no Antonia... Aprovecho para expresar lo mucho que aprecio tu blog y también de todos los grandes investigadores afines. Una labor ardua, rigurosa e impagable.¡Gracias! Saludos.

Andrés Raya 20 de octubre de 2015, 13:09
Perdona, hija mía, no sé cómo se coló el error. Saludos y besos para ti, Mari Carmen.

*********************************************************************************

Pues, les cuento, después de muchos intentos, logré contactar vía correo electrónico con el señor Fermín Martos, quien me dijo que ese material lo usaba en su labor docente (¡encima!) y me confesó que efectivamente la información la había sacado de las redes. Me costó trabajo convencerlo para que retirara su Presentación y me dijo que así lo haría. No he querido volver a su página para comprobarlo, no sea que siga allí y me agüe el día.

Lo que sí acabo de visitar, y sigue igualito que siempre, es el sitio web llamado Horizonte Flamenco en el cual el señor Martos encontró su "inspiración". Como en los mundos cibernéticos los tiempos vuelan en  vez de correr, podríamos decir que esta página es "muy  antigua". Se creó en el año 2000 y desde hace tiempo dejó de actualizarse. 



Y de corregirse, añado yo, porque allí siguen llamando Rafael Molina al poeta de Puente Genil don Ricardo Molina, del que en este año 2017 se cumplirá el centenario de su nacimiento. Figura destacada y decisiva del grupo poético Cántico, flamencólogo colaborador del cantaor Antonio Mairena, imagino que el gobierno andaluz, a través de sus Consejerías de Educación y de Cultura, le rendirá algún tipo de tributo u homenaje en los siguientes meses.

Mientras tanto, aunque sea de forma indirecta, los de la Junta le siguen llamando Rafael. Me explico. Como pueden observar con la imagen de la derecha, existe un llamado Portal Educativo del Flamenco, alojado en las páginas de la Consejería de Educación, el cual se ramifica en secciones como Presentación, El Flamenco, Recursos, Actividades, Agenda, Noticias, Enlaces y Contacto. Dejo para otra ocasión el entrar y observar con detenimiento algunas de ellas, especialmente la de Recursos. 

Mientras tanto, y siguiendo con mi hilo, me voy a la de Enlaces, o sea sitios web aconsejados por la Consejería. A día de hoy, aparecen hasta 31 lugares a los que podemos visitar. entre ellos, los que pongo a mi izquierda. Véanlo como siguen poniendo el reclamo del mentado Horizonte Flamenco (segundo por abajo). Claro que, junto a acreditadas páginas, nuestro Horizonte está arropado por otras de dudosa calidad como El Arte de Vivir el Flamenco o Flamenco Viejo(1). ¿Hasta cuándo la gente de la Junta, los que presumen de haber conseguido que el Flamenco haya sido reconocido como Patrimonio noséqué noséqué de la nosécuanto(2), van a esperar para tomarse estas cosas con el rigor pertinente?  Sé que tal vez esté clamando en el desierto, que en la Junta o no saben o no quieren saber de ná. Porque, hablando de enlaces, ¿cómo es posible que el dichoso Portal Educativo del Flamenco se olvide de blogs tan importantes como los de Manuel Bohórquez, Ángeles Cruzado, Alberto Rodríguez Peñafuerte, Antonio Barberán, Javier Osuna o Luis Vázquez? En ellos se han publicado noticias inéditas y trabajos de auténtica investigación. ¿Eso no interesa? Parece que para estos educadores (¿?) no es importante que por fin se pueda hablar con datos contrastados de personajes tan importantes como
EL PLANETA, EL FILLO, EL NITRI,
o, ¿será tal vez que estos cantaores ni siquiera existieron y yo los he soñao?  

Bueno, pues iba a cerrar este artículo cuando deparo en que dentro de la lista de enlaces recomendados figura tanto mi cuaderno Cantando por Fandangos como este Flamenco en mi memoria. ¡Claro es que a mí no me habían puesto "dibujito ni colorines" y también es cierto que cada día veo menos! Para que no se me olviden les he puesto, ahora sobre la marcha, una orlilla manque sea mu simple... ¿Dios mío!, ¿qué hace una persona como yo en un sitio como éste? Seguro que habrá sido un despiste de alguno de sus responsables, porque, si de verdad han leído algo de mis "memorias", habrán detectado que desde el primer momento me posicioné como enemigo frontal de todo "oficialismo"; y, si me conocen, sabrán de mi postura (mantenida públicamente desde los años ochenta) opositora a la oficialización de la enseñanza del Flamenco en los centros educativos andaluces.

¡Cucha!, ahora, al poner la última imagen, caigo en que estos señores tampoco recomiendan el importante blog del musicólogo Faustino Núñez, aunque sí lo hacen con su página web llamada Flamencópolis. Como este gallego-gaditano ha investigado en su blog tantas cosas del siglo XIX, me da la curiosidad de mirar qué pone su "Flamencópolis" de la terna Planeta-Fillo-Nitri y, ¡vaya!, sólo logro extractar estas líneas.
Pero, hombre. Faustino, ¡que tú  si sabes la verdad! Hay que actualizar las páginas, que la gente te lee y no podemos irle con datos ya refutados y más que corregidos. Ea, ahora de verdad que sí acabo, que para hoy ya está bueno está con lo bueno...


Addendum (02 de marzo de 2917): No sé si el señor Núñez Núñez ha leído este artículo o simplemente que alguien le haya hecho saber que yo lo citaba al final del mismo. El hecho es que he entrado en su "Flamencópolis" y veo que las líneas que yo extracté han desaparecido, así como que en otros sitios en los que nombra al Planeta, al Fillo o al Nitri, los datos son los que en su día nos dieron a conocer entre Bohórquez, Barberán y Vázquez.   


(1) De la página "Flamenco Viejo" hablamos en otra ocasión. Pulsen aquí para verlo.

(2) Eso del "Patrimonio..." nunca me lo tomé en serio. Por favor, lean esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada