Visitando mi cuaderno Cantando por Fandangos, ahora convertido en EL MUSEO DEL FANDANGO, podrán elegir entre doscientos cincuenta (250) artistas distintos para escuchar este estilo de cante.

martes, 13 de diciembre de 2016

13 de diciembre de 2016, carta a ENRIQUE con algunas fotos viejas

Querido amigo Enrique: No puedes ni imaginarte la cantidad de veces que sales nombrao en las redes sociales que tan de moda se han puesto, algunas para mal pero casi todas para bien, que esto no es como en aquellos tiempos en que tenías más contrarios que el rey moro en las Castillas. Y libros de todas clases que hablan de tí, algunos todavía sin publicar como esas conversaciones que me he enterado que te traes con tu "viejo" amigo, ese que se llama Ortiz el Nuevo. Y fotos, ¿qué te voy a contar de fotos?, cantando, callao, caminando por las callejuelas de Granada, sentao en tu sillón, solo, acompañao. De éstas, Morente en compaña, las hay por docenas, ¿queó alguien que no se retratara con el maestro Morente, como te nombra ahora el personal ?

Pues mira, de golpe se me han venío a la cabeza unas fotos que en su día se me olvidaría mandártelas y que por eso nadie ha reparao en ellas. ¿No te acuerdas de aquel otoño de 1969 cuando en la Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca montaron un "Festival de Canción de los Pueblos Ibéricos"? Al contrario del gobierno de ahora que nos tiene olvidaos, aquellos buenos estudiantes si sabían que uno de esos "pueblos ibéricos" se llama ANDALUCÍA y te llamaron para que tú cantaras en su nombre. Te cogiste de guitarrista a Humberto Wilkes (Payo Humberto se llama ahora) y allá que nos fuimos en mi cochecito Seat 850. Nos acompañaba el arquitecto Alfredo Vera, el hermano de Gabrielito, que quería aprovechar para tomar fotos de los monumentos salmantinos. También vino otro habitante de "La Hermandad" que se apuntaba a todas las guerras del mundo, hubiera bombardeos o no. Y fue que nos paramos a mitad de camino pá tomar un bocadillo con vino tinto.

Tú, con la boca llena, escuchando a Humberto.

Humberto tocando las palmas (a lo peor pá quitarse el frío).

Dándole de beber al sediento.

Ea, Enriquito, amigo, ahí las tienes pá que tu mujer Aurora las guarde, como tú nos contabas que hacía antiguamente con grabaciones tuyas en directo, que las metía en una caja de zapatos. Cucha, ¡qué casualidad que yo las tenía guardás precisamente en una de esas cajas desde hace más de cuarenta años!

Un abrazo muy fuerte de tu siempre amigo
Andrés Raya.

4 comentarios:

  1. Ole Andrés, que preciosidad de carta.

    ResponderEliminar
  2. Hola Andrés, cuánta sencillez y sentimiento en sus palabras, como se le escribe a un amigo... Hoy como dice, se habla de Enrique Morente en todas partes, tengo 20 años y vivo al otro lado del océano, así que no conocí en vivo esa época de cuando Morente tenía contrarios, pero de todo lo que se habla y escribe de él,muchas cosas que se notan artificiales, lo que escribe usted y Manuel Bohórquez tiene una genuinidad increíble, y sirve (hablo por mí y por muchos estoy seguro) para acercarse a Enrique la persona, como tenemos su obra para acercarnos a Morente el genio. Un saludo muy afectuoso de este aficionado que le desea mucha felicidad este año nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Arturo, también yo te deseo lo mejor en 2017.

      Eliminar