Visitando mi cuaderno Cantando por Fandangos, ahora convertido en EL MUSEO DEL FANDANGO, podrán elegir entre doscientos cincuenta (250) artistas distintos para escuchar este estilo de cante.

domingo, 1 de abril de 2012

Fandangos de Nati de los Lunares

Envío a Pedro Delgado

Hace unos veinte años que el soporte de los llamados "discos compactos" (CD's) se impuso del todo sobre el de los vinilos (LP's y EP's). Las nuevas técnicas (no tecnologías, que gramaticalmente no es lo mismo) facilitaron considerablemente la recuperación del soporte anterior al vinilo: el de los discos de pizarra. Estas grabaciones, bien por su antigüedad, bien porque los viejos artistas no se molestaron en registrar ni sus músicas ni sus letras, escapaban a la voracidad del Teddy Bautista y sus adláteres de la SGAE. Ambos factores (nueva técnica y ausencia de derechos de autor) propiciaron que aparecieran muchos CD's con flamenco grabado para las 78 revoluciones por minuto. Colecciones enteras entre las que destaco dos:
1) Cátedra del Cante, Madrid, 1996
2) Grabaciones Discos Pizarra, Barcelona, 2002
Y las destaco no sólo por la cantidad de cantaores que recuperaron para la afición sino también por el bajo precio a que se comercializaron (no sé si antes habían estado más caros, pero yo adquirí muchos de estos discos hacia 2004 y 2005 al precio de 2 euros por unidad). Por contra, una y otra serie, compartían el defecto de una total ausencia de rigor en las fechas o en nombrar a los guitarristas acompañantes. Peor aún: en un mismo disco podía aparecer una misma grabación por dos veces o aparecer incluso algún registro de otro cantaor. El colmo ya fue que el disco entero perteneciera a un intérprete distinto del anunciado. Así, por ejemplo, Pedro Delgado, ese buenísimo aficionado de Cáceres, dentro de su blog QUEJÏO FLAMENCO, publica el artículo
poniendo de manifiesto que en el disco que la "Cátedra del Cante" dijo dedicar a la legendaria Rubia de Málaga no aparece su voz (al parecer la malagueña no dejó grabado nada) sino la de Encarnación Santisteban, "La Rubia de Valencia", una cantante lírica que impulsada por el Mochuelo se atrevió con nuestros cantes. Este error, con ser grave, aún se explica en una firma que editaba el disco por ver si se ganaba un dinerillo y a la que seguramente el flamenco le importaba poco. Lo imperdonable es que ese mismo error lo cometiera nada más y nada menos que la Diputación Provincial de Málaga que en una "Antología de Cantaores Malagueños" incluyó como número 13 los cantes de la Santisteban pero también con el nombre de la Rubia de Málaga. ¡Ver para creer!

Llevo unos días dedicado a poner en orden mi material fonográfico y repasando el volumen que la colección "Grabaciones Discos Pizarra" dedicó al jerezano José Cepero me encuentro con un registro que reza así:
CON MI CABALLO LUCERO (Fandangos de Nati de los Lunares). Popular
Parece que es de 1928 y está acompañado por Miguel Borrull. Un ejemplo más de la falta de rigor que comentaba más arriba porque en el mismo disco y con el rótulo
FANDANGOS. Popular
aparece exactamente la misma grabación. Antes de seguir les invito a escucharla:

Dice la primera letra:
Con mi caballo lucero
yo me voy por los pinares,
con mi caballo lucero,
porque en aquellos lugares
está la mujer que quiero,
Nati la de los Lunares.
Seguramente la compusiera el propio Cepero, del que todo el mundo dice que fue un gran coplero, y, en todo caso, justifica el primero de los dos rótulos. Pero ahora viene la anécdota. En un libro cuyo título y autor no voy a indicar porque a éste, al autor, lo respeto por otras muchísimas razones, encuentro un CUADRO SINÓPTICO DEL "FANDANGO" en el cual, dentro de una larga relación en la que aparecen "fandango del Albaicín", "fandango de Alosno", "fandango de Juan Breva", "fandango de Lucena", "fandango de Macandé", etcétera, etcétera, figura un curioso "fandango de Nati de los Lunares". Cuando yo leí este libro en los años ochenta, me quedé perplejo, pregunté, indagué, pero todo en vano porque no hallé pista alguna sobre tal fandango. Ha sido ahora cuando he caído en la cuenta de que no es una variante más sino una simple letra. Y es que, a veces, los escritores se olvidan de comprobar la certeza de lo que afirman.

9 comentarios:

  1. Error nada infrecuente el que destacas, amigo Andrés.

    La Paquera grabó unos fandangos ("Sultana del salero") cuyas letras (A. Gallardo y N. Sánchez) sonn un piropo a Sevilla y ella misma clasificó dichos cantes como "Fandango de Sevilla". Fandangos naturales interpretados con la fuerte personalidad de la cantaora jerezana cuyas letras son alusivas a la capital andaluza. Alguna antología hay que cita el fandango de Sevilla junto al de Lucena, Cabra, Almonaster, Santa Bárbara, etc.

    "Así se escribe el flamenco" dijo alguien por ahí.

    Saludos flamencos

    ResponderEliminar
  2. Señor Raya: Soy Salvador Pendón, Presidente de la Diputación de Málaga cuando la misma patrocinó la recopilación, en 20 CDs, de los cantes de casi todos los cantaores malagueños fallecidos que pasaron por los estudios de grabación. Como comprenderá, la Institución en sí no puede ser culpable de un error cometido por humanos, así que como legalmente tenía atribuida la representación de la Diputación cuando ocurrió lo comentado, me hago responsable de los errores que en la Antología se contienen y que son algunos más del por usted mencionado.
    Eso no quita para que de la magnanimidad de quienes detecten los errores suplique generosidad en el análisis para que del mismo no permanezca sólo lo negativo de una actuación singular que se hacía con la sana intención de avanzar en el conocimiento de las aportaciones de Málaga al flamenco.
    Por otra parte, gran desazón me produce que considere usted el error "imperdonable", puesto que sí así es deberé cargar con el mismo durante el resto de mis días, sin tan siquiera el consuelo de que el más allá revoque la calificación del "delito", dada la condición de no creyente que me asiste.
    Reciba un atento saludo al tiempo que el agradecimiento por los comentarios y análisis con los que ilustra la afición de quienes seguimos su blog.

    ResponderEliminar
  3. Don Salvador: Si, como dice al final, sigue usted mi blog, habrá observado que está escrito en un estilo llano, casi "coloquial". Enemigo soy de dogmas y lo he mostrado en muchos de mis articulillos. Tome, pues, lo de "imperdonable" como si estuviésemos charlando en cualquier tertulia de aficionados. Lo decía simplemente porque ustedes carecían de todo interés económico y debieran haber evitado errores, pero bueno ya ocurrió. Lo importante es que esos 20 CD's se publicaron para gozo de la afición. Gracias por su comentario y reciba también mis mejores saludos.

    ResponderEliminar
  4. Respondo a los dos amigos -Salvador y Andrés- en el mismo comentario.

    Creo recordar que la edición de la Diputación de Málaga es anterior a que las investigaciones -creo que de Manuel Bohórquez, no lo recuerdo bien- que condujeron a descubrir que la Rubia del Mochuelo era la lírica Rubia Santisteban.

    Hasta entonces, todo el mundo -flamencólogos, editores y aficionados- daban por hecho que la "Rubia" incorporada por el Mochuelo, era la "Rubia" que más "sonaba" en el flamenco: se le puso el apellido "de Málaga" y todos tan contentos. :D

    Esos episodios son frecuentes en la historia del flamenco: las falsas o medias verdades con las que la flamencología rellena los espacios que cuesta cubrir con investigaciones concienzudas. Así que no creo que haya que buscar culpables en los "editores", cuya tarea es editar y no investigar.

    Es verdad que sería muy deseable que las ediciones flamencas se revisaran "con lupa" y se documentaran con mucho más cuidado, pero entonces... no serían baratas, amigo Andrés.

    Confiamos en tu labor para "desenmascarar" los errores de la flamencología tradicional, sin por ello, "matar al mensajero" (jaja jaaa!)

    Salud a los dos, amigos y grandes aficionados.
    La Porverita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porverita, si yo no mato ni a una mosca. Como le decía a don Salvador Pendón, esta entrada en mi blog iba en tono coloquial, sin acidez alguna (que en otras ocasiones tal vez haya usado). A los responsables de las colecciones que cito, así como a la Diputación de Málaga, les estoy agradecido por lo mucho que he podido oír, lo cual vale más que los "gatuperios" que se les han colao.
      Por cierto, y hablando de Málaga, ¿sabe alguien de un tal Andrés Martínez "Verdulerito de Málaga"?
      Salud, Niña de la Triniá.

      Eliminar
  5. Paisano, dices que el fandango de Nati de los Lunares podría haberlo compuesto José Cepero. Pudiera ser, pero, ¿sabes una cosa?, Pepe Marchena también usó esta letra en un fandango de sus primeros años, con una sola diferencia: Marchena no dice Nati sino Rosa la de los Lunares. ¡Qué bonito es el cante!
    Ariza el de F. N.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ariza, no se te va una. He repasao mi discografía de Marchena y he localizado ese fandango. Hasta me gusta más que el fandango de Cepero. Gracias.

      Eliminar
  6. Estimado Andres:
    te copio mensaje que escribi en el foro 'el flamenco y su cultura' sobre este fandango:

    El fandango al que se hace refencia (Nati de los lunares) no es un estilo propio de fandango, ni tan siquiera existió la tal 'Nati'. Esta copla la adaptó Cepero de un libreto de comedias de principios de los años '20. Nati de los lunares era un personaje de esta comedia, y Cepero adaptó esta letra para el fandango. Tengo catalogadas todas las letras que si creó Cepero y esta es una adaptación de otro texto. (Comedia).
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, está clarísimo y yo lo digo al final del artículo que era simplemente una letra. Pero el autor del libro que no he querido nombrar, sigue publicando cosas por ahí. Saludos

      Eliminar