Visitando mi cuaderno Cantando por Fandangos, ahora convertido en EL MUSEO DEL FANDANGO, podrán elegir entre doscientos cincuenta (250) artistas distintos para escuchar este estilo de cante.

martes, 13 de agosto de 2013

Gualberto, 1975. De como Enrique se anticipó a Morente

Desde siempre, en cuantas actividades he intervenido a lo largo de mi vida, me ha gustao alinearme con los "herejes". Hoy, en particular, me he levantado con mi pie izquierdo, el más hereje de los dos. Por eso aviso a los "pureros" de la cosa flamenca de que, si no quieren cabrearse conmigo, están a tiempo de abandonar la lectura de este artículo.  

Porque inmediatamente después de desayunarme mi café con leche y mi tostada con aceite (cordobés y de la campiña, por supuesto), me pongo a oír esto


Se trata de La canción del arco iris incluida en un vinilo L. P, publicado en 1975 por la casa Movie Play, titulado sencillamente Gualberto. Sí, claro, Gualberto García Pérez ese músico nacido en Triana (Sevilla) en 1945, uno de los fundadores del grupo de rock conocido como Smash, maestro en el uso del shitar indio, instrumento con el que, por cierto, acompañó a Camarón de la Isla en aquellas sorprendentes nanas con texto de Lorca tituladas Del caballo grande. Y dirán ustedes que, bueno, ¿y qué? Pues eso, que si atienden bien a la canción oirán hacia su mitad y luego más claramente al final una voz de fondo que se limita a decir un prolongado
Aaaaaaah!
Pero una voz que me suena mu flamenca. Sigo oyendo el disco y llego a la canción titulada Terraplén.


¡Vaya, esto va sonando flamenquito! Y ahora la misma voz de antes luce en todo su esplendor como queriéndose expresar por seguiriyas o cualquiera sabe. La siguiente canción se llama Prisioneros


Esta vez sí, tras los instrumentos eléctricos, la letra entera de un fandango flamenco en medio del grito
libradme
Me voy a la carpeta del disco y consulto los créditos. Entre ellos hay uno que pone
Voz: Enrique Cantaor
O sea, un cantaor flamenco colaborando con gente del rock duro y en la temprana fecha de 1975. Esto mismo ocurrió a las claras y a lo grande cuando en 1996 apareció la obra
MORENTE & LAGARTIJA NICK: OMEGA
Verdaderamente, como puse en el título de este articulillo, Enrique se anticipó a Morente.

Y digo, como he dicho otras veces, si la fusión es esto, ¡viva la fusión!.

7 comentarios:

  1. Excelente dato sobre antecedente de Omega Andrés
    Un abrazo
    JB

    ResponderEliminar
  2. Le felicito D. Andrés.
    Me he tomado la licencia de ampliar su aporte en este blog sobre Morente http://www.blogger.com/blogger.g?blogID=1567661985141507532#allposts
    que un servidor humildemente lleva a cabo.
    Felicitaciones igualmente por su trabajo de investigación.

    Saludos cordiales
    Atentamente
    Enrique Sáez Palazón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Enrique. He intentado acceder al enlace que nos envía, pero no logro abrirlo. Saludos

      Eliminar
  3. Morente no daba puntá sin hilo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Que viva la fusión! yo creo que estaría bien un trabajo donde se recopile las andanzas de Enrique el Grande, que han sido muchas, y su rol contestatario. Un año después, en 1976 aparece en el primer disco del gran Carlos Cano, igual poniendo su inconfundible "quejío" de fondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, hay por esos mundos un libro titulado "Un rockero llamado Morente2, de Fernando Barrera Ramírez, donde se habla de esas cosas. Además, lleva adjunto un vinilo, de tipo E.P., que incluye una actuación con Lagartija Nick y otra con Los Evangelistas.

      Eliminar