Visitando mi cuaderno Cantando por Fandangos, ahora convertido en EL MUSEO DEL FANDANGO, podrán elegir entre doscientos cincuenta (250) artistas distintos para escuchar este estilo de cante.

martes, 8 de enero de 2013

De la autoría de algunas letras flamencas

Se cuenta que cierto poeta, que llegó a ser considerado importante flamencólogo, cuando a finales de los años cincuenta acompañó al estudio de grabación a un joven cantaor, hoy muy reconocido, se adjudicó una letra por soleá que en realidad había sido escrita por otro. Un día se encontraron ambos y el segundo le dice:
-Pero, hombre, ¿cómo se te ocurre firmar esa letra si tú sabes que es mía?
Respuesta del flamencólogo:
-Bueno, tampoco es para tanto. ¿Qué mal da? Son sólo unos cuantos versos.

Acabo de publicar en mi blog "Cantando por Fandangos" la versión personal que de este estilo flamenco hizo Rafael El Tuerto. Por favor, escuchen la letra:
Enfermo en un santo hospital,
si tú por casualidad
llegas a enterarte algún día
que yo me encontraba enfermo
en un santo hospital,
y no te dé reparo y ven
y pregunta por mi mal,
que eso había sío a causa
de nuestro querer.


Ya ven que Rafael está escasito de facultades. De él se decía que más que cantaor era maestro de cantaores, que sus cantes llegaron a Antonio Carmona "El Rubio" y a Juan el de la Vara, a Porrinas de Badajoz y al mismísimo Camarón de la Isla. Claro que sí. Oigamos al de San Fernando:


Caray con el niño, ¡qué manera de mejorar todo lo que tocaba! La misma melodía y la misma letra que hacía El Tuerto, pero ¡vaya diferencia! Hemos dicho "la misma letra". ¿Quién sería el autor de la misma? Si nos vamos al disco de Camarón, aparecido en 1970 con la marca Philips, el autor dice ser Francisco Sánchez, ya saben ustedes, ese grandísimo tocaor conocido como Paco de Lucía. Su padre, Antonio Sánchez, fue amigo del Tuerto que, aunque nacido en Sevilla, se estableció en su tierra de Algeciras. Paco pudo efectivamente darle al Tuerto la letra que luego usó Camarón. Pero la historia no acaba aquí y ahora enlazo con la anécdota que contaba al principio del poeta-flamencólogo: la grabación del Tuerto se hizo para Hispavox con la guitarra de Félix de Utrera, no se sabe en qué año, aunque sí sabemos que en esta ocasión la firma no es de Francisco Sánchez sino de Ópalo, letrista que apareció con mucha frecuencia en las grabaciones de Hispavox durante aquellos años (1966 a 1980 más o menos). ¿Estamos ante un nuevo caso de Qué mal da. Son sólo unos cuantos versos? Vaya usted a saber, aunque uno, que a veces no puede evitar el ser un poco maliciosillo, se plantea hasta la posibilidad de que ninguno de los dos firmantes fuese el verdadero autor de la letra.

8 comentarios:

  1. Hola Andrés, los 'mundialmente' famosos Ópalo-Vizcaíno, a la sazón -Blas Vega y Félix Vizcaíno Casas (Félix de Utrera-) se arrogaron muchas letras populares cantadas por los flamencos. Yo creo que la cosa estuvo clara, o bien se la adjudicaban ellos como productor y músico, o bien se las quedaba la SGAE.

    El caso es que la inmensa mayoría de letras flamencas, vienen en cancioneros populares del S. XIX.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Roqui, yo ya sabía que Ópalo era el amigo Pepe Blas, pero no he querido desvelar su nombre en mi entrada. Ya que tú lo haces, confirmo que tanto él como Félix imponían las letras a muchos cantaores, sobre todo los noveles, de los que acudían a Hispavox. Bastantes de esas letras fueron compuestas por ellos. Otras no: el famoso fandango "Porque a pelo yo no cambio" fue cedida a Ópalo por el cantaor de Barcelona Juan el de la Vara para así grabar en la citada marca.

      Eliminar
  2. Feliz año, maestro.
    Me encantan estos estudios flamenco "en paralelo".
    Los créditos de autoría en las grabaciones del siglo XX, pa' no tomárselas en serio, ni creerlas a pié juntillas. ¿se dice así?
    Salud.
    Porverita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porverita, sabes que me das una alegría cada vez que acudes a este insignificante sitio. Hay mucho que hablar del tema de los autores de las letras del cante. Sabes que lo he tocado alguna vez y te aseguro que lo seguiré haciendo. Salud pá este 2013 que será güeno digan lo que digan los políticos de oficio.

      Eliminar
  3. Hola Andrés,
    Hablar sobre la autoría de las letras en flamenco es de chiste, aunque estén registradas a nombre de uno u otro no es nada fiable. La SGAE para el flamenco no sirve para mucho... Tu lo sabes bien que de vez en cuando dejas en tu blog preguntas en el aire sobre ello. Un saludo, sigo aprendiendo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Rocío, tengo anotadas por ahí letras que aparecieron en cancioneros del siglo XIX de las que se apropiaron cantaores del siglo XX. Tengo letras del siglo XX cuyo autor es distinto al que figura en los discos. Total, pá ná porque eso deja mu poco dinero. Los que venden, ya lo sabemos, no son los flamencos sino otros y esos si mueven millones con sus autorías.

      Eliminar
  4. Andrés, con lo que te gusta saber de que va el tema cuando alguien habla en "clave", resulta que muchas veces cuentas las cosas " a medias", jejej.

    Cantaor: Fosforito
    Poeta "ladrón": Ricardo Molina.
    Letra en cuestión: soleá (que nadie se llame a engaño.
    Autor de la letra: Rafael Montesinos.
    Grabación: 1956.

    Dilo hombre y no dejes al personal con las ganas…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que hacer literatura y una miajita de suspense siempre ayuda. ¡Mira que el picaruelo de Ricardo Molina!

      Eliminar