Visitando mi cuaderno Cantando por Fandangos, ahora convertido en EL MUSEO DEL FANDANGO, podrán elegir entre doscientos cincuenta (250) artistas distintos para escuchar este estilo de cante.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Pedro Obregón y Pedro Obregón

Para Antonio Obregón, hermano y tío de los Pedros




Pedro Obregón Siles, "Parcelas" para entender, nació en Fernán Núñez en 1945. Como su hermano Antonio, gran amigo mío, cantaba desde muy chico. En los primeros años 60 participaba en reuniones, en concursos, en lo que fuera con tal de oir y cantar flamenco, junto a otros aficionados de su edad más o menos: Bartolo El Seco, los hermanos Juani y Pedro de la Marta, además de un chavalito de nombre Emilio López que después se pasó a la canción y en ella triunfó sobradamente (les hablo del cantautor Emilio José). Pedro no sobresalía por facultades, pero sí por pellizco, por quejío. Si eso de los soníos negros es cierto, Pedro los tenía. Profesionalmente, junto a su hermano Antonio, era pintor de brocha gorda y en ese oficio murió siendo aún muy joven. A cuantos le conocimos nos dejó el recuerdo de su voz cálida y rozá. Pero la fortuna quiso que nos dejase en herencia a otro Pedro Obregón.




En efecto, en noviembre de 1975 nace su hijo Pedro Obregón Uceda, sobrino a su vez de Francisco Uceda, uno de los más queridos cantaores de la Peña "El Mirabrás". Con mejores facultades que su padre y, también hay que decirlo, con menos dosis de bohemia, ha tomado lección de las dos escuelas: los Obregón y los Uceda. Muy joven obtuvo reconocimiento y premios en muchos certámenes flamencos. Se marchó un tiempo a los Madriles y a las Barcelonas, aprendiendo a cantar "desde atrás", lo cual, suele decirse, hace madurar a los artistas. Grabó con otros de la Peña "El Mirabrás" y, en solitario, un compact disk de título "Sueño Flamenco" que recomiendo a todo el mundo. Precisamente de este disco y con la guitarra del también cordobés (de Montemayor en realidad) Angel Mata, he tomado la taranta clásica que hacía Jacinto Almadén "Dices que te llamas Laura". A mí me gusta mucho y espero que lo mismo les ocurra a todos ustedes, lectores de este "cuadernillo"...


3 comentarios:

  1. En el flamenco el pellizco es tan importante o más que las facultades. Cuantas veces un cantante te pellizca sin saber como ni por qué...

    Por lo general las nuevas gneraciones son menos bohemias que las anteriores, tienen todo más facil...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Sí que me gusta.

    La taranta está muy bien interpretada y este chico tiene voz y timbre muy flamencos y personales, en su justa medida y sin los excesos de moda. Lo tiene todo para triunfar. La suerte a veces es muy importante y de todo corazón se la deseamos a raudales pues se merece tener un sitio en el cante.

    Saludos flamencos

    ResponderEliminar