Visitando mi cuaderno Cantando por Fandangos, ahora convertido en EL MUSEO DEL FANDANGO, podrán elegir entre doscientos cincuenta (250) artistas distintos para escuchar este estilo de cante.

jueves, 4 de agosto de 2016

PEPE ISIDRO, buena astilla de un buen palo

Francisco Barrera García, Paco Isidro, (Huelva, 1896-1960), uno de los puntales, junto a Pepe Rebollo y Antonio Rengel, de los cantes onubenses (*). Me dicen amigos de Huelva que Isidro está un poco olvidao allá en su propia cuna. ¡Pena, porque su cante sigue siendo una delicia para el oído a la vez que una fuente de aprendizaje para nuevas generaciones!

También me dicen que se airea poco el cante de la persona que más se ha esforzado en mantener viva la memoria de Isidro: José Barrera Benítez, Pepe Isidro (Huelva, 1931-2013), uno de sus hijos varones, taxista de profesión, que después de jubilado registró en 1997 un C. D. de título Recordando a mi padre, con los guitarristas Antonio Sousa y José Luis Rodríguez, donde ejecuta catorce fandangos de su progenitor.

Para más información sobre Isidro padre e Isidro hijo, pueden acudir a los siguientes enlaces:

Por mi parte, me limitaré a ponerles algunos de los registros de Pepe:

1) Yo lloro de noche y día

2) A un águila palomera

3) Pá cantarle un fandanguillo

4) Y ese es el fino querer



(*) En mis cuadernos lo hemos escuchado en varias ocasiones:

1) Los fandangos Yo no hago más que llorar, acompañado por Niño Ricardo.
2) Fandangos y taranta, los primeros iniciados con la letra Olas de la mar en calma y acompañados por Niño Ricardo, la taranta con la letra En los montes de Totana y la guitarra de Manolo de Badajoz.
3) Unas magistrales sevillanas bíblicasMe han convidado a la mesa de Venus..., acompañadas por el guitarrista Pepe Martínez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario