Visitando mi cuaderno Cantando por Fandangos, ahora convertido en EL MUSEO DEL FANDANGO, podrán elegir entre doscientos cincuenta (250) artistas distintos para escuchar este estilo de cante.

sábado, 7 de noviembre de 2015

Hablando de livianas, El Mochuelo nos trae una sorpresa.

Mira que uno es precavido y, cuando hace unos días, en mi artículo Del cante de la Liviana y de su estrofadecía en referencia a las grabaciones discográficas del cante por livianas
Que yo recuerde y salvo sorpresas que siempre pueden surgir, no fue grabada antes de los años 50,
presumía que iba a ser pillado, tal como ocurrió de inmediato. En efecto, el gran experto en temas flamencos (y generoso amigo) Ramón Soler Díaz me escribe para decirme que había sido grabada en la muy temprana fecha de 1902 (¿o 1907?). Además, no como cante de introducción, afirmación que nos hemos creído casi todos desde Pepe el de la Matrona hasta hoy, sino como remate de un par de seguidillas gitanas (o sea, lo que ahora llamamos seguiriyas).

¿Quién lo hizo? Pues no podía ser otro que el cantaor sevillano Antonio Pozo Rodríguez, El Mochuelo (1868-1937), personaje cuya extensísima discografía está pendiente de una recopilación exhaustiva para ponerla al alcance de los aficionados y sobre todo de los estudiosos que quieren saber como fue la transición del flamenco decimonónico al del siglo XX. Para labores como ésta debiera de estar el Instituto Andaluz de Flamenco (IAF), digo yo, y no para acciones "dirigistas" o para que su directora acuda allá donde puedan hacerle una foto. Pero bueno, oigamos al Mochuelo. Mostramos en primer lugar la Liviana por separado:

Esta es la letra que hace:
A San Agustín tú vayas,
por Dios te vean
aquellos angelitos
de la Alamea.
Bueno, como me consta que hay lectores a los que no les gusta que las grabaciones se mutilen, volvemos a oírla pero ahora con las dos seguidilllas gitanas que la preceden:
(Nos comunica el buen amigo Gregorio Valderrama que el guitarrista es Joaquín El Hijo del Ciego).

También Ramón Soler me recuerda que en 1959 Antonio El Chaqueta dejó una grabación de las livianas:
Hace tres letras: las dos primeras (Ventanas a la calle y De quién son esos machos) son idénticas a las que grabó El Matrona en 1954 e idéntico es el aire campero que les imprime, pero en la tercera:
Una vez me dijiste
que me querías,
dijeron toa la gente
que tú eras mía.
señala Ramón que Chaqueta se acerca más a la seguiriya, acercamiento que de hecho se dio por obra y gracia de don Antonio Mairena, pero ese es otro tema del que hace tiempo quería escribir y que finalmente lo haré un día de éstos.

4 comentarios:

  1. Hola. Esta letra última de Chaqueta, parece que en determinada época estuvo muy de moda, porque si no mal recuerdo, en un tanguillo del Cojo de Málaga ("El Cabrerillo" que también canta Miguel de Molina), termina con la misma letra, con una mínima variación. Y por lo del Mochuelo, sin duda alguna, hay mucho que escucharle, y de mucho ha de servir. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero según mi información eso no lo hacía El Cojo de Málaga sino El Cojo de Huelva:
      Una vez que te dije / adiós María / se pensaba tu gente / que ya eras mía.
      En cuanto al Mochuelo, sí es verdad que su obra merece un estudio muy a fondo.

      Eliminar
  2. Curioso artículo, Andrés. Estoy sorprendido por cuanto no conocía esta primera versión de la liviana. Hasta este momento tenía como más antigua la que grabó Marchena en 1942 (Ventanas a la calle). Aunque eso sí, en una versión maravillosamente heterodoxa a ritmo de tango y alterando un poco la melodía, y también casi a lo último, con lo cual la teoría de la liviana como cante telonero se resiente un poco. Enhorabuena por la entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo Dani.
      La Historia del Flamenco se ha escrito tan a la ligera, que, apenas ahondamos un poco, encontramos fallos.
      Te dejo una pregunta a la que yo mismo quisiera responder en días próximos: ¿la toná-liviana que grabó Mairena era la que Demófilo y otros adjudicaron a Juanelo?

      Eliminar