Visitando mi cuaderno Cantando por Fandangos, ahora convertido en EL MUSEO DEL FANDANGO, podrán elegir entre doscientos cincuenta (250) artistas distintos para escuchar este estilo de cante.

domingo, 18 de octubre de 2015

De cuando un crítico (don M. M. M.) se mete a erudito pero resbala.

Pues miren ustedes que el crítico de flamenco Manuel Martín Martín (o sea, el señor don M. M. M.), dio en publicar, en un diario que llaman El Mundo, con fecha 21-07-2015, una nota con el título Cuando el flamenco se convirtió en arte, referida al espectáculo En la memoria del cante: 1922, montado por El Ballet Flamenco de Andalucía,
"un espectáculo que, del 22 de julio al 30 de agosto, pretende poner en valor uno de los acontecimientos más relevantes de la historia del flamenco"
Y uno deduce que si esto se escribe el 21 de julio y que el espectáculo se estrenaría el 22, don M. M. M. no hace la crítica, como sería su obligación de "crítico", sino que hace una avanzadilla/propaganda del mismo. En ella nos trae varias citas de Rafaela Carrasco, responsable al parecer del montaje. Citas a veces erróneas, pero, ¿qué le vamos a hacer?, la cultura flamenca, el conocimiento de nuestra historia flamenca por parte de algunos de los que pretenden ser sus protanonistas, parece que no da más de sí...

Más preocupante es la actitud del señor don M. M. M. No teniendo crítica que hacer, se cree obligado a mostrarnos su erudición, enseñándonos a los pobres ignorantes que somos los aficionados, datos y juicios de lo que fue aquel Concurso de Cante Jondo celebrado en 1922 en Granada. Y es aquí donde don M. M. M. comete varios errores, uno de ellos el afirmar que Manolo de Huelva ganó un premio en tal concurso, cosa totalmente falsa.

Ese y otro detalles se los comunicamos a don M. M. M. a través del chismógrafo llamado "Facebook", pero el astigitano no se ha querido dar por enterado, debe pensar que él vive por encima de todo bien y todo mal.. Bueno, pues que, si él no se quiere enterar, que al menos los pocos seguidores de mi cuadernillo de memorias, sepan de los errores que don M. M. M. deslizó en ese diario que dice llamarse El Mundo. Pueden consultarlos en el grupo "Puente Genil con el flamenco" de Facebook, en una entrada de Álvaro de la Fuente titulada "Entonces, ¿qué era antes del 22?" y publicada el pasado 30 de septiembre.

8 comentarios:

  1. Una mala tarde la tiene cualquiera, Don Andrés. Yo sigo a Don Manuel y no me parece tan malo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Luis, esto no es un problema de "buenos y malos". Ha habido datos erróneos que se han colado en la historia del flamenco y han perdurado décadas y décadas. Pero si alguien prueba documentalmente que ese error existió y muestra cuál fue la verdad, no podemos seguir propagando los datos falsos. Y si es que no nos hemos enterado de que ha habido rectificaciones, pues reconoce uno que tenía una información falsa y no pasa nada. Lo que no vale es autoblindarse y creer estar por encima de todo bien y todo mal. ¿Me explico?

      Eliminar
    2. de datos esta usted muy bien ,y de compas sabe usted algo,por que para saber lo que uno canta tienes que tener compas ,bueno usted siga estudiando que con el tiempo lo pueden aprobrar

      Eliminar
    3. Yo ando bien de datos, según usted. No puedo decirle igual de su ortografía, cuídela hombre, que para algo están las gramáticas. En cuanto a que me puedan aprobar, no sé de qué. No aspiro a nada y, por tanto, no me presentaré a examen alguno.
      Y otra cosa: podría usted dar la cara, decirnos su nombre y apellidos. Opinar desde el anonimato es muy cómodo pero no es de recibo entre personas formales.
      Saludos de
      Andrés Raya Saro

      Eliminar
  2. como se nota la envidia hacia manolo martin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manolo Martín, al que usted no respetará mucho cuando escribe su nombre y apellidos en minúsculas.
      Mire, señor Anónimo, la envidia podría existir entre personas "pares", pero entre personas con criterios de aficionados al Flamenco tan dispares como los de don Manuel Martín Martín y los míos, esto no es ni planteable.

      Eliminar
  3. más quisiera usted llegarle a don manuel al tobillo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Le llega el tocino al "tobillo" de la velocidad? ¿Le llega la velocidad al "tobillo" del tocino? Don Manuel Martín y don Andrés Raya no son términos en absoluto comparables. Por ejemplo, él gana dinero con el flamenco, a mí el flamenco me cuesta dinero. Coincidimos, eso sí, en ser ambos muy aficionados.
      ¿Podría usted dar la cara y no esconderse en el anonimato?

      Eliminar