Visitando mi cuaderno Cantando por Fandangos, ahora convertido en EL MUSEO DEL FANDANGO, podrán elegir entre doscientos cincuenta (250) artistas distintos para escuchar este estilo de cante.

viernes, 5 de octubre de 2012

¿Quién es Juan Talega?




Corría la primavera de 1970. Acababa de celebrarse en el Teatro de la Zarzuela el Homenaje a Juan Talega. Memorable noche de cante de la que hablaré en otra ocasión, contó como anécdota con la ausencia de dos de los guitarristas anunciados: Melchor de Marchena y Niño Ricardo.



Del primero se dijo que Manolo Caracol, dueño de Los Canasteros, le prohibió ausentarse esa noche del tablao. El señor Manuel Ortega andaba molesto con las declaraciones que había hecho en la revista Triunfo el principal promotor de aquel homenaje: Antonio Mairena.


De Niño Ricardo, en los mentideros madrileños, nadie sabía nada. Por mi parte, viví la siguiente anécdota: Una noche-madrugada llegué con mi amigo castellonense Luis Florit ("El Portero del Infierno") a la Venta la Titi y observo que en la barra, solitario y taciturno, saboreando un buen vino tinto, estaba el inconmensurable Manuel Serrapí "Niño Ricardo". Se lo comento a Luis y éste me dice:
-¿El que faltó la otra noche al homenaje? Vamos a preguntarle por qué.
Respetuoso que siempre he sido con los artistas, le dije al de Castellón que ni hablar, que dejara en paz al guitarrista. Pero Luis que era de todo menos prudente se va hacia él y le hace la pregunta. Respuesta de Ricardo:
-¿Quién es Juan Talega?
Me incorporo a la conversación y, tímidamente, digo por mi parte:
-Pero, don Manuel, si usted llegó a grabar discos con él.
El tocaor repite lo mismo:
-¿Quién es Juan Talega?
Pedí disculpas por si lo habíamos molestado y nos fuimos para otro lado dejando al maestro solo de nuevo. Por más vueltas que le di al asunto en los días siguientes, nunca logré explicarme la posición del guitarrista. ¿Una rareza más entre flamencos?

Lo que sí es cierto es que habían grabado juntos. Fue en la década de los sesenta y creo que con la marca Columbia. Escúchenlos.

15 comentarios:

  1. "Genialidades" de esas que suelen tener los "genios", quizá de ahí le ha venido el nombre.
    Un saludo desde la tierra de Luis Florit.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente Niño Ricardo era un poco rarito. En cuanto a tu paisano Florit, creo que anda por Benicasim como responsable del Centro de Termalismo Marino. Saludos

      Eliminar
  2. A él no lo conozco. Si a su padre, que era el señor más simpático de Castellón. Murió hace años, ahora tendría más de noventa.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. José Antonio de Córdoba10 de octubre de 2012, 15:22

    No deje nunca Andrés, de contarnos éstas anecdotas de los "Grandes" éstas vivencias que tanto envidiamos los que no hemos tenido la posibilidad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, José Antonio. Efectivamente fui un afortunado en la etapa madrileña de mi vida.

      Eliminar
  4. ¡Ay, niño! ¡La de vueltas que he tenido que dar para poderte poner un comentario! Estos sitios de google me vuelven loca. Por eso me mudé a Wordpress. A ver si me acuerdo de lo que había escrito y he perdido un par de veces... ¡esta memoría mía!

    Esos olvidos del sr. Serrapí tenían todo el aspecto de una demencia senil cabalgante, o mejor, de una muy diplomática manera de no contestar a lo que no quería. Entiendo que a Juan Talaga lo apadrinó y lo llevó a la primera fila del artisteo Antonio Mairena, y si el Niño Ricardo se había indispuesto con él... ¡Buenos son estos artistas flamencos para guardar las formas y comportarse de forma políticamente correcta!

    Gracias por esos audios y estas anécdotas que nos retrotraen a otros tiempos.

    Salud, maestro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel Serrapí venía de otra etapa histórica en el flamenco: empezó muy, muy joven, y grabó prácticamente con todas las figuras de la llamada "Ópera Flamenca"; fue coautor, junto a Valderrama, de muchos cuplés de los años 40 y 50. Yo creo que el Neoclasicismo Flamenco nacido a partir de 1956 (aproximadamente), auspiciado fundamentalmente por Antonio Mairena, le pilló descolocado, fuera de onda. Aún así, fue maestro para Serranito, Sanlúcar o Lucía, llegó a grabar con Talega e incluso con Mairena, lo hizo con gente entonces muy jóvenes como Morente o Lebrijano. Pero debía estar un poco dolido con la nueva corriente que pretendía borrar de un plumazo una etapa en la cual había sido parte principal. Es la única explicación que encuentro para su desplante aquela noche en el Teatro de la Zarzuela. Yo, en su lugar, habría hecho lo mismo.
      Dicho lo cual, y me perdonas por mi enrrolle, que me alegro muchísimo Porverita de que vuelvas a visitar esta tu casa. Salud

      Eliminar
  5. ¿Ves? luego cuestionas que tu blog esté en la primera fila, pero comprende que algunos alumnos, oigamos atentos maravillas de vivencias. Gracias por contarlo. Hay retranca y trastienda en la respuesta del Maestro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, don Manuel Serrapí, sabía lo que decía.

      Eliminar
  6. Detras de flamenco hay unas historias personales que hemos vivido los que fuimos sacados de nuestra tierra siendo niños y situados en otras partes de España donde cantar o degustar este arte era signo de ignorancia o incultura ,menos mal que la etnia gitana sea de donde fuera lo llevo y lo sigue llevando como bandera un...... ¡¡ole a esa raza con respeto ¡¡

    ResponderEliminar
  7. jose luis ortiz nuevo4 de octubre de 2015, 7:02

    Hay retranca, trastienda y vanidad. ¿Cómo a un genio se le ocurre preguntarle por un aficionado?, pensaría Ricardo ante la doble impertinencia de quien tan logrado se tenía su nombre. Eso le impedía reconocer que el aficionado tenía un instrumento de privilegio y lo usaba la mar de bien, de esos que se tiemplan y así ya estremecen

    ResponderEliminar
  8. Somos muchos los que por circustancia de la vida vinimos a vivir a un entorno que nada tiene que ver con nuestra cultura y....sin embargo somos una elite que fuera de nuestra tierra llevamos el flamenco en los genes si,en los genes y, es muy dificil vivir en un lugar donde ese arte es casi inesistente y muchas veces coña de cachondeo y bromas del ay ay ay ... por que lloras.Hoy gracias y no a Dios si no a cantantes como Camaron y otros ,el flamenco ocupa un lugar en la vida cotidiana de muchas gentes que sabemos lo que es nuestro arte pero lejos de otras para lo cual el Flamenco es ......una gitanada ¡¡ Un saludo a todos los flamencologos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ignoro qué tiene que ver su comentario con el articulillo por mí publicado. Aún así, ahí lo dejo.

      Eliminar