Visitando mi cuaderno Cantando por Fandangos, ahora convertido en EL MUSEO DEL FANDANGO, podrán elegir entre doscientos cincuenta (250) artistas distintos para escuchar este estilo de cante.

sábado, 15 de septiembre de 2012

De como don Antonio Mairena "charamusqueaba" en 1976

El pasado 3 de diciembre publiqué en este cuadernillo un artículo titulado ¿Soleá de Charamusco?. Les invito a que lo relean. Les contaba como en 1976, en la casa del guitarrista Juan Antonio Muñoz, manchego asentado en el barrio madrileño de Vallecas, a don Antonio Mairena le dio por canturrear una soleá que años más tarde grabó con el título Mis recuerdos de Charamusco, si bien, con anterioridad había sido publicado algo muy parecido por parte de Enrique Morente. Como les decía, vino la polémica, áspera, enconada y agria, entre dos críticos: el montillano Agustín Gómez y el astigitano Manuel Martín Martín. El cordobés defendía la primacía de Morente y el sevillano decía que no, que éste la tomó de Mairena, escuchando una cinta que le pasaron, la cual había sido registrada en 1976 en casa de Muñoz. Gómez pidió una y otra vez que se pusiera tal cinta sobre la mesa lo cual no ocurrió por aquellos tiempos (años ochenta y algo) y muchos nos quedamos con la duda.

Pues bien, la cinta sí que existía, aunque yo no lo he sabido hasta hace unos escasos meses. Con los defectos de las grabaciones "caseras", que los aficionados comprendemos y justificamos a la perfección, aquí tienen las soleares que hizo don Antonio en 1976:


Por mi parte, a día de hoy, no queda duda alguna de que Mairena fue primero y Morente fue segundo. Otro tema distinto es de dónde bebió Mairena y si éste conocía las versiones "parecidas" de esta soleá que habían hecho Marchena y Valderrama años antes. En todo caso, la soleá es una preciosidad y las versiones que hicieron tanto Mairena como Morente han quedado para la historia.

Nota: Mi agradecimiento al catalán Tomás Sáinz Rofes quien, a través del foro El Flamenco y su Cultura ha facilitado que llegue hasta mí la grabación que les he ofrecido.

10 comentarios:

  1. Buen artículo. Si señor. Enhorabuena.Y la grabación todo un documento.
    Un saludo flamenco desde Jerez.
    David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, David. Sólo pretendemos que la verdad histórica se vaya conociendo, aunque esto ha sido muy difícil. En mi caso, he tenido que esperar a 2012 para conocer esta grabación. Saludos cordiales desde Córdoba.

      Eliminar
  2. En varios de sus escritos se deduce que tenia usted una amistad con Enrique, y yo me pregunto: ¿nunca indago acerca de esta "polemica"? Por mi parte, decir que hace algunos meses escuche en la radio una antigua entrevista a Enrique donde dejaba bastante claro que él cojio este cante de aquella cinta de Mairena.

    Un saludo. Rufo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, Rufo, tuve una buena amistad con Morente, aunque en los últimos años nos veíamos de tarde en tarde. Cuando nos juntábamos hablábamos más de temas personales y familiares que de cante. No recuerdo quién, me había hablado de la entrevista a que te refieres. No le dí más importancia porque me consta que Enrique, en muchas de ellas, contestaba lo que presumía que el entrevistador quería que dijera. Vamos que, con su socarronería, lo que solía hacer era quitarse problemas del medio. Para mí, la prueba estaba en la existencia de esa cinta que hasta hace unos meses no he conocido. Cuando ha llegado a mí, lo he publicado y he rectificado lo que hasta entonces para mí era una incógnita y nada más.

      Eliminar
    2. Esa cinta es de Juán Antonio Muñoz, se grabó en su casa y él está limpiando las grabaciones que tenía en casettes. Escribió un libro "Mis recuerdos con Antonio Mairena" y con el venia un CD. con autenticas joyas. ¡Qué decir de este genial guitarrista, gran sacerdote del saber antiguo! (Ahora vive en Aranjuez)

      Eliminar
  3. O sea, Valderrama primero, Marchena segundo, Mairena tercero y Morente cuarto. Formidable Andrés, como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, Paco, esa es la cronología. Valderrama, me parece haber leído en alguna parte, decía que la había aprendido en Triana.

      Eliminar
  4. Y digo yo, Mairena en el 76 bien pudo haber recreado y enriquecido ese cante, a partir de las grabaciones de Valderrama y Marchena, del mismo modo que pudo hacerlo Morente. Lo de la cinta casera es muy relativo, deja dudas en el aire. Lo que es absolutamente cierto es que Morente la grabó antes que Mairena. De todas formas, vaya pedazos de soleás las cuatro.

    ResponderEliminar
  5. El trabajo es exquisito. Pero tengo una duda, como siempre ¿Y antes de Marchena y Valderrama?. Al fín y a la postre son Soleares Apolá. El Flamenco a mi corto parecer se ha reinventado constantemente y así seguirá. La perfección no existe por mucho que se persiga. A mi parecer, siempre habrá una rendija por donde poder escudriñar. Gracias por los trabajos que realiza que nos abren los sentidos a los aprendices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa soleá está en la onda de las llamadas "soleares apolás" las cuales vienen de la época de Paquirri Guanter, de Silverio, Lorente o El Potugués. Valderrama contaba que él la aprendió del cantaor Quino de Triana. Marchena no sé donde bebería, pero es cierto que en 1925 ya registró soleares de tipo apolao.

      Eliminar