Visitando mi cuaderno Cantando por Fandangos, ahora convertido en EL MUSEO DEL FANDANGO, podrán elegir entre doscientos cincuenta (250) artistas distintos para escuchar este estilo de cante.

sábado, 3 de diciembre de 2011

¿Soleá de Charamusco?

Envío a la hija de "El Espín", allá en Murcia.

Se marchó noviembre, el dichoso mes que empieza con tós los Santos y acaba con san Andrés. Ese día recibí varios regalos, casi todos libros y entre éstos uno titulado Historia social del Flamenco, escrito por Alfredo Grimaldos y editado en 2010. A la espera de una lectura más sosegada (y analítica), me ha dado la impresión de que es un tratado un pelín sesgado hacia el gitanismo y, en particular, hacia el mairenismo. Ingenuo de mí, pensaba que estas actitudes habían pasado a la historia, pero no, como muestra la cercana fecha de edición de este libro, gitanistas y mairenistas siguen presentes por esos campos de la afición flamenca.

Nos vamos al capítulo 6, cuyo título (Antonio Mairena y la transición del flamenco desde las ventas a los festivales) define muy bien la intencionalidad del autor. Aquí se nos narra como hacia 1976, en casa del guitarrista vallecano Juan Antonio Muñoz, se gestó la Soleá de Charamusco. Dejemos que sea el madrileño quien lo cuente:

En un momento dado, estaba yo tocando la guitarra con la cejilla al cuatro, en tono de la, por soleá, y Antonio empezó a cantar muy bajito, como recreándose, prácticamente hablando, susurrando, para después salir con un cante que nos sobrecogió a todos los presentes, que nunca habíamos escuchado y que nos puso, de verdad, el alma en vilo. Después de terminar esos cantes, nos dijo que eso era una soleá que él había escuchado en Jerez. Un día había estado en una fiesta con el padre del Morao, y cuando se iba de madrugada para casa, en una taberna, se oía un cante, y allí estaba un gitano jornalero, que se iba hacia el campo y estaba tomándose unas copas, A Antonio le agradó aquella música y le dijo al padre del Morao: "Vamos a entrar en ese bar". Y ahí fue donde conoció a aquel gitano al que llamaban Charamusco. Antonio tenía esa música en su cabeza, pero la primera vez que la cantó fue en aquella reunión, con la fortuna de que estaba la cinta grabadora encendida. Las letras son distintas a las que luego sacó en el disco. 

Se refiere al último disco que grabó el maestro de los Alcores, de título El calor de mis recuerdos y que apareció en el mercado en 1983, muerto ya Mairena. Con la guitarra de Pedro Peña y rotulado como Mis recuerdos de Charamusco, nos dejó esta impresionante soleá:



Con todos los honores, en el salón de la Diputación Provincial, nos fue presentado este disco a los cordobeses. Yo estaba sentado en la misma fila que el crítico Agustín Gómez, quien, al oír estas soleares, vino a decir al momento
- Pero si esto es lo que hace Enrique Morente.
¿A qué se refería Agustín? Como uno también tiene "recuerdos", me voy al verano de 1976. Una mañana de agosto Enrique y yo acompañábamos a dos amigas mías gallegas que habían recalado por Andalucía y recorríamos la Alhambra. Enrique canturreaba y canturreaba. De vez en cuando me decía:
- Mira, Andrés, qué cosa más bonita por soleá.
Meses más tarde, ya en 1977, en el disco Despegando, acompañado por Pepe Habichuela, el cantaor del Albaicín se expresaba así por soleares:


Era lo mismo que me había canturreado en los deliciosos jardines granadinos y se trataba del cante a que se refería Agustín Gómez. A éste le faltó tiempo para despacharse a gusto en su página del diario Córdoba. Sus escritos colmaron el vaso de los guardianes del mairenismo que ya tenían señalado al crítico cordobés como antimairenista number one. La polémica entre el montillano Gómez y el ecijano (perdón, astigitano) Manuel Martín Martín, verdugo no sólo de los antimairenistas sino de todo el que no fuese mairenista confeso, duró varios años y por momentos resultó demasiado agria. Entre los argumentos del señor de las tres emes, y así lo recoge Grimaldos en su libro, estaba que Juan Antonio Muñoz facilitó a Morente una copia de la cinta grabada en su casa. Pudiera ser, aunque los tiempos quedan un poco estrechos: en 1976 dicen que la grabó Mairena en Madrid y en 1976 ya había oído yo esos cantes al granadino. La cosa está en que, por más veces que Agustín Gómez pidió que se le mostrara la grabación en cassette de Mairena, jamás nadie de los afortunados que decían poseer una copia, la puso a disposición del público.

Lo que si ocurrió es que, mientras el de Montilla y el de Écija se apaleaban mutuamente, un aficionado cordobés nos invitó a escuchar esta soleá contenida en las Memorias Antológicas del Cante Flamenco que, junto a la guitarra de Paquito Simón, publicara en 1963 Pepe Marchena:


La semejanza con las grabaciones de Mairena y de Morente es manifiesta. Pero la cosa no quedó ahí. Otro aficionado aporta un registro hecho en 1951 por Juan Valderrama y Niño Ricardo a la guitarra. Dentro de un potpourrí de esos que Valderrama hacía por aquella época, pónganle atención a la primera letra:


¡Otra vez la dichosa soleá! (Debo añadir que Valderrama la siguió practicando. Oigan ustedes el registro sonoro que inserté en mi artículo Soleares y Polo en la voz de Valderrama, publicado el pasado 17 de octubre).

Es curioso que el bando mairenista ignorase estas viejas grabaciones de Marchena y Valderrama, lo que no es de extrañar pues muchos de ellos negaban naturaleza flamenca a uno y otro. A lo sumo he leído en jondoweb.com, firmado por Perico de la Paula, que

Valderrama presenta ecos parecidos en una soleá grabada en 1951 y Pepe Marchena en 1963, aunque pienso que Mairena le da un sello característico y personal a estas soleares.

Y digo yo, ¿qué cantaor que sea un verdadero artista no le da un sello característico y personal a sus interpretaciones? Por tanto, ¿en qué quedamos: Mairena, Morente, Marchena o Valderrama? Volvamos al polemista señor Martín Martín, el cual nos dice lo que Antonio el Morao le contó:

Este cante lo cogió Charamusco del padre de Parrilla el Viejo, de Juanichi el Manijero, porque trabajaron juntos en el campo de la condesa de Garvey. (...) Pero el cante viene de Frijones...

Por aquí tal vez empecemos a entendernos porque ya aparece el nombre de un flamenco de ley: Frijones. Lo que no significa que este jerezano creara el cante, pero sí que pudo ser un buen transmisor. Como habría habido otros transmisores que lo hicieron llegar a Marchena y a Valderrama. Me quedo con una duda: ¿por qué vía le llegó a Morente?

Addendum: Cuando redacté este artículo carecía de una información que me llegó meses después en la que no sólo se confirmaba la existencia de la cinta grabada en casa de Juan Antonio sino que me mandaban copia de la grabación de Mairena. Con ese material redacté un nuevo artículo al que pueden ustedes acceder mediante el adjunto enlace.

30 comentarios:

  1. Querido Andrés, gracias por recordar lo de Charamusco. En esa preciosa soleá se escucha también el estilo de apolá atribuido a Paquirri, que como sabes grabaron por ejemplo Matrona: 'Puente de Triana', o el Tenazas: 'Te imagino ante mí'. La música es como el algodón, no engaña. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es que la soleá de "charamusco" aunque las grabaciones más viejas, como señala acertadamente don Andrés, sean de Valderrama y de Marchena, es una variedad de Soléa apolá

      Eliminar
  2. Pues hace ya unos cuantos años, en los Juncales de la calle Nueva en Jerez, hablaba con un parroquiano, ya entrado en años, que me decía algo así sobre la soleá de Charamusco "Charamusco no cantaba esa soleá que decía Mairena, eso fue una invención suya" Lástima que no os pueda decir el nombre de ese señor pero en Jerez quizá haya alguien que pueda decir lo mismo. El caso que no creo que sea relevante quien la cantara primero como muchas otras cosas tan cansinas en el flamenco. Pero, mi opinión personal, me quedo con la de Enrique con diferencia.
    Salud-os cabales
    Curro del Realejo
    www.extampasflamencas.com

    ResponderEliminar
  3. Apreciable amigo Andrés, siempre he sostenido que Mairena jamas dijo que esa soleá fuera del tal Charamusco, él titula esa soleá como mi recuerdos de... Pero no hay que estudiar mucho para saber que eso es una creación de él. También decirte que Juan Antonio Muñoz no es vallecano, si no de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real) Un abrazo por granaínas

    ResponderEliminar
  4. ANDRÉS, preguntas que por qué vía le llegó a Morente esta soleá. Un día le pregunté que de quien era si de él o de MAIRENA, y honradamente me dijo que la aprendió de Mairena

    ResponderEliminar
  5. Querido Andres, gracias por este post. Tenía en mi mente mucha información que me has ordenado. Tenia claro que Morente la aprendió de Mairena, no me queda duda. Mi amigo Perico de la Paula, gran aficionado y un maestro a la guitarra con el que he compartido mis ratos dice lo que es, Mairena le dio su sello personal, ya que es un recuerdo... la palabra Frijones dice mucho en este tema, alguien me lo comentó alguna vez. Otra tarde, con Fosforito, al que le hice referencia a este cante no me supo contestar si Marchena, Valderrama o Mairena. Yo no soy mairenista, ni antimairenista, pero es este caso me quedo con él. Saludos desde Murcia, y mil gracias por compartir esto con nosotros.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Faustino, por tu comentario. ¿Qué no sabrás tú sobre este género de soleares (las apolás)que nos vienen de Paquirri, de Lorente, de Silverio, del Breva? Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Carlos, o sea Curro del Realejo, que Charamusco no es nadie en la historia del cante, es claro. Se trata de una recreación de Mairena, como Morente hizo con la suya. Igual que tú opino que me es indiferente quien fue primero. Yo disfruto oyendo a los dos, como disfruto oyendo a Marchena y a Valderrama. Los aficionados de una sola escuela, ¿qué duda cabe?, van de cojos por la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. los cantes que dejo para la eternidad don antonio vengan de donde vengan son insuperables

      Eliminar
    2. sin dudas, también los de Valderrama y Marchena

      Eliminar
    3. Por supuesto, Guillermo de Anjou.

      Eliminar
    4. dicen los entendidos que charamusco no es un cantaor,si no un barrio que se cantaba este estilo de solea,
      voy a investigar,y prometo publicar los resultados

      Eliminar
  8. Arturo, si llamé vallecano a Juan Antonio Muñoz es porque entonces vivía en ese barrio de Madrid. Gracias por tu aclaración. Yo no llegaría a decir que esta soleá fuese creación de Mairena,sino como mucho una "recreación"; la música, como muestran Marchena y Valderrama, ya andaba por ahí... En cuanto a la primacía de Mairena o de Morente, como le digo a Curro Realejo, me es igual el uno que el otro. Dicho lo cual, te añado que me consta que Enrique no quiso entrar en la enconada polémica entre Agustín Gómez y Manuel Martín, y que cuando, desde el bando mairenista, le preguntaron en un medio público, se evadió viniendo a decir, con su zocarronería habitual, lo que el entrevistador quería que dijera. De verdad que me quedo con la duda. Un abrazo por soleá (de Córdoba, que la de Charamusco es más difícil todavía).

    ResponderEliminar
  9. Para la hija de "El Espín": Gracias por visitar mi cuadernillo y espero que no sea la última vez. Como aficionado tampoco soy ni "pro" ni "anti" de nadie. Ya dije alguna vez que he disfrutado con las tres escuelas (por simplificar) que llegué a conocer de cerca: las de Caracol, Marchena y Mairena, como he gozado por igual oyendo el cante de Camarón o el de Morente o el de mi paisano Fosforito. Y, claro, esos disfrutes, esos gozos, si se comparten se hacen más grandes aún.

    ResponderEliminar
  10. Hola Andrés,
    tenemos la suerte de, a los que nos gusta este arte, tener un gran abanico de artistas y elegir. Eso es lo mas grande, hay que escucharlo todo con la misma predisposición, la soleá es inmensa en cualquiera de sus formas si se ejecuta bien y estamos hablando de grandes maestros. Habrá que estar a la altura como buenos aficionados que somos. Claro que me pasaré mas por aqui, me encanta nutrirme de todo lo que sea flamenco. Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Paisano Andres, soy Raul un joven al que le encanta el flamenco, gracias a mi gran amigo y artista Pedro Obregon,me gustaria que en su blog dedique usted unas letras a una solea que cada vez que la oigo se me pone el bello de punta,esta recogida en la antologia magna del cante flamenco en el volumen III (me parece) es una solea de Romerito de Jerez, para mi algo fascinante y es un cantaor que muy poca gente habla de el, asi que hay le dejo mi peticion a ver si usted me emociona que seguramente sea que si... de antemano muchismas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Unión. Aquí,navegando en esta entrada, veo tu comentario, y ¡ole! para ti,esas letras de Romerito ponen de pie al corazón, igual que a ti, me parecen fascinantes, esas de "Que malas son mis comías..." que son de Juaniquí si no me equivoco (como suele pasar) son para desgarrarse.

      Eliminar
  12. Me parece un artículo interesantísimo. Los viejos del lugar han dicho que este cante se ha escuchado de siempre aquí (Jerez)en las GAÑANIAS. Un saludo flamenco.

    ResponderEliminar
  13. Hola Andrés, este tema ha salido en mi casa, y nos hemos remitido a tu blog. Mi padre me cuenta, que el hombre de Madrid que grabó a Mairena cantandola en su casa le pasó la cinta a Morente dias después. Morente la grabó antes que Mairena, pero, en los archivos de casa hemos encontrado una entrevista hecha al maestro Enrique en la revista "Sevilla Flamenca" donde dice, humildemente que la aprendió de D. Antonio y que fué personalmente a pedirle perdón posteriormente. Tambien hemos escuchao los estilos, y se traen aire de apolás pero no exactamente de Charamusco. Marchena y Valderrama se acercan pero no creo que tengan muchisimo que ver aqui. También me cuenta mi padre anécdotas sobre la crítica de la época, de antimairenistas, pero eso, ya lo contaré en mi blog ;) Un saludo Cabal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para la Hija del Espín: Posiblemente no hayas leído un artículo que publiqué el pasado 22 de septiembre con el título ""De como Mairena "charamusqueaba" en 1976"". En él quedan resueltas mis dudas y confirmo que primero fue Mairena. Espero leer en tu blog lo que nos anuncias. Saludos cordobeses para tu padre y pata ti.

      Eliminar
  14. Gregorio Valderrama Zapata8 de enero de 2014, 13:09

    Hola Andrés; sólo una cosa sobre lo del famoso Charamusco. Lo que le cuento me lo contó personalmente mi tío Juanito. Ese cante lo aprendió él (Juanito Valderrama) en la casa de La Niña de los Peines en 1941 y ella (Pastora) decía que era del Quino de Triana. Pepe Marchena decía que era de Illanda pero en cambio cuando hablaba de cantaores trianeros siempre hablaba del Ollero y ¿quien sabe si cada uno de ellos no le daría un aire especial?, al fin y al cabo los cantes se han ido haciendo con las personalizaciones de cada cantaor. Aunque se trate de otro estilo, supongo que conoce la soleá que grabó Sebastián Etcosta sobre 1902, la segunda letra “Etíco de pena nadie se arrime a mi cama”, esta parte está en la línea de la de "Se cayó la Babilonia", letra que grabó mi tío Juanito y Matrona “La noche del Terremoto” que unos dicen era de Silverio; mi tío la llama soleá grande de Triana. Intentar ponerle a los cantes apellidos es bastante más complicado de lo que parece y en muchos casos no acertamos ni a la de tres.
    Hace algún tiempo y con el mismo motivo del Charamusco, me entretuve en hacer una lista de cantaores que grabaron soleares de Triana en aires parecidos antes que Antonio Mairena y me salió la siguiente lista
    Paco el de Montilla, Sebastian Etcosta, José Guillot, Revuelta, Elena Fons, El Tenazas de Morón, Emilio Abadía, El Chata de Vicálvaro, El Carbonerillo, Pepe de la Matrona, Luis Caballero, Pepe Marchena, Juanito Valderrama, y algunos más.
    Esto no quita para reconocer que el batiburrillo de cantes de Triana que hace Antonio Mairena en “Mis recuerdos a Charamusco” está muy bien.
    Enrique Morente pudo haberlo aprendido de Mairena, si, pero también de Matrona de quien era muy seguidor, o de mi tío Juanito o de Pepe Marchena a los que artísticamente admiraba, pues Enrique era un enorme artista nada racista. Le gustaba lo que estaba bien hecho sin mirar el carnet de identidad.
    Un saludo
    Gregorio Valderrama

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante todo lo que dices, Gregorio. Desde luego, la soleá en cuestión es claramente trianera.

      Eliminar
    2. Hola. Aunque no es precisamente el caso, me gustaría acotar, ya hablando puramente de la calidad de ejecución, que esta línea soleaera es tremendamente hermosa, y grande, esa de la Babilonia (que es de la misma línea), y el señor Juanito Valderrama la tiene grabada como preparación para el polo, si no mal recuerdo. Da a pensar: ¿Tiene que ver este tipo de soleares con un tipo específico de apertura? considerando que se ha mantenido casi intacta, aunque claramente enriquecida con los grandes que la han grabado.

      Eliminar
  15. A mí, personalmente, me dijo Enrique Morente: La soleá es de Antonio Mairena, aunque yo le puse algo mío.
    También podemos encontrar una semejanza con la soleares de Pepe de la Matrona (El día del terremoto, subió el agüita hasta arriba....)

    José María Menéndez.

    ResponderEliminar
  16. Hola Sr. Raya. Repasando esta entrada, escucho a Morente con las flores y ¡oh sorpresa!, recuerdo algo que antes no había visto: Esa letra, la que hace de entrada, está en otra grabación más antigua que esa... pero por bulerías, en voz del inmenso Manolo Caracol, "El Florero" (Vienes vendiendo flores/ las tuyas son amarillas/ las mías de dos colores), y yo que creía que solo estaban en "Despegando" y en "Omega", aparecen en otra bellísima interpretación. Seguro usted la conoce ¿podría decirme de qué año es o quien acompaña a Caracol? pues solo tengo la grabación, sin ningún dato, y ahora con esto, esa letra de "soleá de Charamusco" toma un matiz más interesante, antes solo tenía color de soleá para mí... ahora tiene "dos colores". Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía este cante de Caracol. Lo he localizado y, ¿cómo no?, me gusta. No sé el guitarrista, pero la letra, que Morente adaptó como soleá, tiene toda la pinta de ser popular. No logro recordar más detalles, pero juraría que yo la conozco desde mi niñez y cantada por tangos. Es todo cuanto puedo decirle. Saludos

      Eliminar
    2. yo tambien tengo algo que contar de mairena de morente y de marchena y valderrama

      Eliminar
    3. Sí lo desea, hágalo aquí. Está usted en su casa.

      Eliminar