Visitando mi cuaderno Cantando por Fandangos, ahora convertido en EL MUSEO DEL FANDANGO, podrán elegir entre doscientos cincuenta (250) artistas distintos para escuchar este estilo de cante.

domingo, 18 de diciembre de 2011

Letristas flamencos: Hermenegildo Montes

En mi artículo Copleros y letristas flamencos (08-12-2011), venía a decir que, frente a los copleros, los letristas componían guiados por el interés de oír sus versos en boca de los artistas, bien en sus actuaciones públicas, bien en sus grabaciones. Interés que, por supuesto, devengaría algún tipo de beneficio económico. No se me interprete como una crítica hacia ellos. Ese beneficio, mayor o menor (casi seguro que menor, tratándose del género flamenco), es totalmente legítimo. Quien hace un trabajo tiene derecho a que se le pague, así de simple.

Entre los letristas, cito a un tal H. Montes, nombre que ya había aparecido en este blog cuando escribí Los fandanguillos de Osuna según Hipólito Rossy (05-10-2011) y tuve que aclarar que era el autor de las letras de fandangos que Pepe Marchena había grabado como de Osuna, en contra de la gratuita adjudicación que Rossy hacía a un campesino de principios del siglo XX. ¿Quién era este H. Montes?

Hermenegildo Montes Rayo nació en Campillos de Arenas (Jaén) hacia finales del XIX y murió en Gerona el 1 de febrero de 1965. Alguna vez se le nombra como "poeta granadino". Ignoro si llegó a vivir en la ciudad nazarí, aunque es cierto que Granada aparece frecuentemente en sus coplas. Su pueblo natal está casi a mitad de camino entre Jaén y Granada, en la carretera que une ambas ciudades, y de ahí puede venir la confusión. La verdad es que antes de 1920 se había establecido en Barcelona y que fue en la capital condal donde desarrolló prácticamente toda su obra, consistente en letras para las figuras del couplet, de la canción y del flamenco. Junto al músico barcelonés Benito Ulecia fue autor de temas que fueron muy populares como "Parecito Faraón" o "El gitano señorito". Compuso para la malagueña Lola Cabello pasadobles como "Juerga flamenca", o para la sevillana Gracia de Triana el tema "Cómo reluce Triana", que después grabara por bulerías Antonio Mairena.



Sus composiciones para los flamencos fueron numerosísimas. Valderrama dijo más o menos que "Montes era el embajador de los flamencos en Barcelona". En efecto, allí trabajaba para la discográfica "Odeón" y todos los flamencos que querían grabar en ella lo hacían con su intermediación. Por allí pasaron y cantaron temas suyos Vallejo, Canalejas de Puerto Real, Niño de la Huerta (la famosa "Romería loreña" era original de H. Montes), Mairena, Valderrama, Marchena... Por este último tenía Montes verdadera pasión, tanto que en 1930 le dedicó un librito (cuya portada tenemos a nuestra derecha) donde se recogen letras suyas, fandangos en su mayoría, pero también malagueñas, granaínas o soleares. En mi opinión sus letras no son de las mejores que han quedado en el cancionero flamenco, pero ahí están. Como sorpresa me encuentro con un fandango que yo he oído desde mi juventud y que llegó a grabarlo el mismísimo Camarón de la Isla: "Y mi beso la indignó..." ¿Les suena, verdad? Como también les sonará la copla por alegrías que hacía Morente: "El agua y no la aminoro..." también de este autor. En el libro aparecen los denominados por Marchena como "fandangos de Osuna", así como los "fandangos de La Roda".

Antes hemos citado a Mairena. Conviene recordar que las primeras grabaciones de su vida se hicieron en los estudios de "Odeón" en 1943, acompañado a la guitarra por Esteban de Sanlúcar. Cuatro registros (dos por fandangos y otros dos como canciones por bulerías), todos con letras de H. Montes. Les dejo con el maestro de los Alcores y una de sus grabaciones por fandangos.

7 comentarios:

  1. "Mis niños, tú no me los abandones...", precioso fandango que mucho más tarde grabara Fernanda de Utrera, se ve que tomado directamente de Mairena. Éste, a su vez, me recuerda al Pinto.
    Ariza

    ResponderEliminar
  2. Andrés, es posible que pudiera haber vivido en Granada, porque la letra del agua no la aminoro, ya la cantaba Paquillo el del Gas por soleá.

    ResponderEliminar
  3. Sí, Ariza, Mairena en esos fandangos se acuerda de Pepe Pinto. En sus "Confesiones" cuenta don Antonio que él llevaba preparados para grabar tangos, alegrías, bulerías, siguiriyas y soleares, pero que en la casa grabadora le dijeron que "ni hablar de cantes puros", que tenía que grabar fandangos y cuplés por bulerías... También dice que las letras tuvo que aprenderlas sobre la marcha. Lo de siempre, paisano, "los mercaos mandan".

    ResponderEliminar
  4. Don Andrés,le deseo un Próspero y Venturoso año 2012.Me quedo por aquí leyendo sus cosas y escuchando,eliminó la entrada ''Saludable, feliz y próspero año 2012''....?
    Cordiales y navideños saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola yo me llamo jordi julia montes. Ha sido impresionante ver este articulo ya que hermenegildo montes rayo era el tio de mi madre. Le ha hecho mucha ilusión ver este articulo.
    Mi madre era muy pequeña y no recuerda bien a su tio, esta imagen de marchena es Hermenegildo?

    saludos
    jordi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo en mi artículo, Hermegildo Montes fue un importante letrista. Después de escribirlo he seguido encontrando muchas letras suyas cantadas por los cantaores significados de aquella época. En cuanto a la foto que figura en la portada de su libro, no es del poeta sino del cantaor Pepe Marchena a quien él adoraba.

      Eliminar