Visitando mi cuaderno Cantando por Fandangos, ahora convertido en EL MUSEO DEL FANDANGO, podrán elegir entre doscientos cincuenta (250) artistas distintos para escuchar este estilo de cante.

sábado, 28 de septiembre de 2013

Serranas con Verdial

No deja de llamar la atención el hecho de que en muchas ocasiones los artistas del género flamenco rematen su cante con algún tipo de fandango. Eso fue muy frecuente en el primer cuarto del siglo XX cuando se ejecutaban cantes mineros y levantinos en general. Escacena y La Niña de los Peines lo hacían habitualmente. Esa costumbre se perdió, aunque la retomaron los cantes por malagueñas: Varea, Rafael Romero, Enrique Morente... Hicieron buena siembra porque en la actualidad parece que se ha convertido en algo de obligado cumplimiento enlazar la malagueña con una tanda de lo que han dado en llamar "cantes abandolaos". Curiosamente, tanto en lo que decíamos de principios del siglo XX como en lo que decimos de hoy mismo, uno de los fandangos más frecuentes era y es el de Lucena en sus diversas variantes.

Lo que ignoran los aficionados jóvenes es que también hubo una época en que se remataba con un fandango de tipo verdial, granadino en general, nada más y nada menos que el cante por serranas. Les traigo dos muestras:


Ya lo han oído, La Niña de Antequera con el guitarrista sevillano Pepe Martínez. Ignoro la fecha de esta grabación, pero sí les digo que en 1971 se registró esta otra con la guitarra de Manolo Sanlúcar y el cante de La Niña de la Puebla.

viernes, 20 de septiembre de 2013

1963, Ópera prima de José Menese

Nacido el 3 de diciembre de 1942 en La Puebla de Cazalla (Sevilla), José Menese, aterrizó en Madrid, aún con 19 años, el 12 de septiembre de 1962. Lo hizo como acompañante en la moto del inolvidable humorista Chumy Chúmez, quien lo recogió de su pueblo por encargo del pintor y paisano del cantaor Francisco Moreno Galván. Desde su llegada se convirtió en el niño protegido y mimado por un amplio grupo de intelectuales y artistas, generalmente gentes de la izquierda y muchos de ellos afines al clandestino Partido Comunista de España. Le consiguieron trabajo como cantaor, lo que no era fácil en una época en la que los tablaos madrileños estaban repletos de buenos cantaores. Llegó a trabajar nada más y nada menos que en el tablao Zambra, junto a Rafael Romero, Varea, Pericón, Rosita Durán y Perico el del Lunar Hijo.

Enseguida llegó su primer disco. Un E. P. de 45 r.p.m., grabado por RCA y publicado en 1963, con la muy reconocida guitarra de Melchor de Marchena y créditos para las letras a favor de Popular-P. MorenoCuatro cantes:
Mirabrás, Seguiriyas, Soleares, Bulerías
Una voz fresca e inmemorial, no titubeante sino redonda desde el primer el primer momento. Unas letras muy del pueblo junto a otras que no estaban en los catálogos habituales pero que sonaban más populares aún. Ese P. Moreno de los créditos era el propio Francisco Moreno Galván que de pintor pasó a letrista para legarnos auténticas joyas, como ésta:



¡Vaya cante por Mirabrás!, cansaos que ya estábamos de oír aquello de que "el rey me culpe", aquí se nos habla de cosas más concretas. Pero sigamos:
El techito de mi casa,
buena voluntad tenía,
voluntad que no le echaba
pared que lo sostenía.
Preciosa letra para cantar por soleá y con ella nos despedimos hasta otro día.

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Argentina en la Fiesta de la Bulería, 2013

Me moriré en París con aguacero,
un día del cual tengo ya el recuerdo.
(César Vallejo)

Hablar de "Memorias" no significa referirse sólo al pasado. Podemos dar saltos al futuro como sugiere el poeta peruano César Vallejo. Y podemos hablar de la inmediata actualidad. En ello estamos: en la noche del pasado 7 de septiembre se celebró en Jerez la "Fiesta de la Bulería". Seis horas de espectáculo que, por los milagros estos de la técnica, hemos podido almacenar en el disco duro de nuestro ordenador, si bien únicamente como archivo sonoro. Suficiente para nosotros. Repartidas en varias sesiones, he tenido el placer de oírme las seis horitas enteras. ¿Y qué les voy a contar? Muy bien ese grupo de mujeres jerezanas que, sin más acompañamiento que los nudillos y las palmas, deleitaron al público por bulerías. Como lo deleitó la actuación de la bailaora María del Mar Moreno. Pletórica la sevillana Esperanza Fernández. Triunfaron, ¿cómo no?, los hermanos Moneo: Manuel y Juan (El Torta), aunque no fueron ellos los artistas que me hicieron estremecer de gusto.

Esto lo consiguó la cantaora de Huelva María López Tristancho (Argentina). Acompañada a la guitarra por José Quevedo, "Bolita", nos dio un recital con seis estilos flamencos:
Bulerías por Soleá, Malagueña y Verdiales, Alegrías, Seguiriyas, Tientos y Tangos, Bulerías
complementados con un par de fandanguitos de Huelva cantados fuera de micrófono. Todo con una seguridad que nos demuestra que esta mujer está en plena madurez flamenca. Con unas condiciones vocales envidiables y con un buen gusto fuera de toda duda.

En Jerez, sí, en Jerez, esta onubense cantó así de bien por seguiriyas:


Otra muestra y les dejo: una malagueña de Chacón seguida de fandangos de esos que ahora llaman "abandolaos" cuando tienen nombre propio y bien acreditado. Concretamente Argentina hizo un fandango de Lucena, una verdial también de Lucena y una jabera.

jueves, 5 de septiembre de 2013

El Pele, Compás del Cante, 2013

Día cuatro de septiembre de 2013. Gracias a que mi buen amigo Emilio Jiménez Díaz ha tirado de mí, he salido de mi concha de caracol y me he desplazado hasta Sevilla. ¿Para qué? Pues para formar parte del jurado del prestigiado galardón "El Compás del Cante" que año tras año, desde 1984 hasta hoy, patrocina la "Fundación Cruzcampo". ¡Menuda responsabilidad para mí que no paso de ser un aficionado de base! Galardón concedido, miren a ustedes, a gentes como
Manuel Mairena, Fosforito, Chano Lobato, Paco de Lucía, Pilar López, Fernanda de Utrera, Manolo Sanlúcar, Farruco, José Menese, Mario Maya, Juan Carmona, Enrique Morente, Matilde Coral, Juan Peña, Antonio Gades, Carmen Linares, Cristina Hoyos, Manuel Moreno "Morao", Antonio Núñez "Chocolate", Paquera de Jerez, Milagros Mengíbar, Mercedes Rodríguez "Merche Esmeralda", Eva Yerbabuena, José Cortés "Pansequito". José el de la Tomasa, Manolo Franco.
Jurado formado por seis personas elegidos por la Fundación Cruzcampo entre expertos y aficionados. No sé por qué, este año han querido contar conmigo y, además, me ha tocado ser el presidente, no por mérito alguno sino por ser el más viejo de sus miembros. Se decidió, en primer lugar, que entre la terna cante-baile-toque, este año fuese para el cante. Se barajaron varios nombres y, finalmente, por unanimidad, quedó uno solo:
Manuel Moreno Maya, El Pele,


cantaor cordobés nacido en 1954. ¿Qué les voy a contar yo de este flamenco integral? Lo justo es que oigamos su voz. Así cantaba en 1988 unas Soleás por Bulerías:



(En esta edición de 2013 el jurado lo han formado los cantaores Segundo Falcón y José de la Tomasa, los periodistas Fermín Lobatón y Emilio Jiménez Díaz, así como los profesores y aficionados Rogelio Reyes y Andrés Raya)