Visitando mi cuaderno Cantando por Fandangos, ahora convertido en EL MUSEO DEL FANDANGO, podrán elegir entre doscientos cincuenta (250) artistas distintos para escuchar este estilo de cante.

sábado, 25 de agosto de 2012

Un fandango de Rafael Pareja

Imaginemos que varios de ustedes, posibles lectores, están sentados conmigo en una mesa hablando de lo nuestro (el Flamenco, por supuesto), sin que nos falte un platito de salmorejo y unas medias botellas de Montilla-Moriles. Les invito a que escuchen una grabación: 



Sí, es del Cojo de Málaga, año 1925, acompañado por Miguel Borrull. Menos elaborado que como hoy se conoce, dice uno de ustedes, a mí me recuerda el Fandango del Niño Gloria. Oigamos y comparemos:



Aquí está el jerezano, con Niño Ricardo, interpretando su versión del fandango, la que ha pasado a la posteridad con su nombre y la que se sigue cantando por las nuevas generaciones. ¿De quién es este fandango? Se hace un poco difícil imaginar que Joaquín Vargas "Cojo de Málaga", nacido en 1880 y precursor en tantos estilos flamencos, lo hubiese tomado de Rafael Antúnez "El Gloria", trece años más joven que él. Aquí hay tema para debatir, pero, para ampliarlo, traigo una tercera grabación:



Es del Niño de Marchena con Ramón Montoya. No sé el año exacto en que se grabó pero desde luego como muy tarde pudo ser en 1930. En la primera letra vuelve a aparecer lo que llamamos el "fandango del Gloria". ¿También el entonces llamado rey del fandanguillo se inspiró en Rafael? Sí, pero no en Rafael Antúnez sino en el trianero Rafael Pareja (a quien incluso nombra al comienzo de la grabación), nacido en 1877. Éste y no otro, dicen los expertos, es el padre de la criatura, aunque yo sospecho que la autoría pudiera estar compartida con el Cojo.

En todo caso, Pareja está considerado hoy por hoy como uno de los creadores del "fandango personal". Más que figura del cante fue "maestro de cante". De él aprendieron el Niño Gloria, Marchena, Varea, Pepita Caballero, el Niño León y otros muchos. En concreto parece probado que el fandango que hoy nos ocupa lo aprendieron de él tanto el Gloria como Marchena. El de Jerez hizo una versión digamos que valiente, elaboró un cante de poder. Tuvo aceptación y, como ya se indicó, ha llegado hasta nuestros días. Por su parte, José Tejada hizo una composición melodiosa, lírica incluso. Lo grabó, con letras diversas, en cuatro o cinco ocasiones más. Pero Marchena es menos imitable y su versión se quedó en él. Puestos a elegir, y termino, les confieso que disfruto mucho más con el marchenero.

lunes, 20 de agosto de 2012

Morente en "El Mirabrás" (1979)

Consecuencia de la amistad de Enrique Morente con el peñista Andrés Raya fue que el cantaor acudiese con frecuencia a la Peña Flamenca "El Mirabrás" de la cual acabó siendo socio de honor. Por haber sido testigo directo, sé al menos de cuatro actuaciones del granadino en la peña, pero hubo otra (dos tal vez) más. Hoy viene a mi memoria la segunda de ellas. Fue en 1979. La peña carecía de local (el actual estaba en construcción) y se buscó como escenario "El Mesón del Duque" que regentaba mi pariente Andrés Berral López. Me parece recordar que el acto no fue público sino exclusivo para los socios.


El guitarrista fue Pepe Habichuela con el cual Enrique había publicado en 1977 dos obras: una, de título "Despegando" en una línea totalmente innovadora, y la otra con su famoso "Homenaje a don Antonio Chacón", modelo del clasicismo más puro. Esa era la línea que la mayor parte de los peñistas deseaban para aquella noche, pero era conocido de todos que Enrique podía salir por los caminos más inesperados. No fue así y nos ofreció un recital donde lo tradicional fue el eje. Seguiriyas, soleares, mineras, malagueñas, fandangos..., todo en una ejecución jonda, clásica y sin duda perfecta.

Que yo sepa, no se grabó y por eso sólo les puedo dejar como recuerdo algunas fotos. En la tercera aparecen los dos artistas con Manolo del Rosal, presidente de la peña, y Andrés Raya que actuó como presentador.

Me despido por hoy dejando que ustedes escuchen a Enrique en una de las malagueñas que incluyó en el disco de homenaje a Chacón.

miércoles, 15 de agosto de 2012

Audición flamenca en Puebla de Montalbán

Les invito a que relean dos articulos de este cuaderno: los publicados en las fechas del 25 de abril y del 3 de mayo, ambas de 2011. En ellos les hablaba de una singular y humilde forma de difundir el flamenco: poner discos ante el público y comentarlos. Ya la había practicado en el curso 1965-66 en la Facultad de Ciencias Matemáticas y en varios colegios colegios mayores. También en el San Juan Evangelista durante el curso 1967-68.

Otoño de 1969. Morente me dice un día que su amigo Tomás Montalvo, perito agrícola en la toledana Puebla de Montalbán, le insistía en que querían que alguien fuese allí y les hablase de Flamenco. Montamos unas grabaciones en magnetófono y allá que nos fuimos para La Mancha dos coches: uno que conducía Alvarito (hijo del entonces Gobernador Civil en Toledo) y llevaba a Morente y el mío con mi compadre Salvador de Toro y otros miembros de La Hermandad.

Domingo 14 de diciembre de 1969. Finalizaba la Misa Mayor y el personal se iba hacia la Biblioteca Municipal, donde prácticamente hubo un lleno. Allí hicimos lo propio y, al finalizar se abrió un interesante coloquio con muchas intervenciones que fueron contestadas unas veces por Morente y otras por mí.

Después nos llevaron a comer a un molino donde continuó la tertulia en torno a una estupenda chimenea que nos aliviaba del frío casi estepario que hizo ese día. Al atardecer, regresamos a Madrid.

Cuatro días después encontramos dos reseñas del acto en la prensa madrileña. La primera de "Nuevo Diario", cuyo corresponsal no debió de enterarse muy bien a la vista de lo que redactó, y la segunda en "El Alcázar".



viernes, 10 de agosto de 2012

Juan Ramón y el Flamenco


Con el sello "Signatura Ediciones" se publicó en Sevilla en 2009 un libro bajo el título Juan Ramón y el Flamenco del que es autor Francisco Robles. Va acompañado de un CD de igual título con cantes de Rocío Márquez, la guitarra del Niño de Brenes y recitados de Amalia Sánchez.

Lo ví por casualidad en una librería y nada más leer el título lo compré sin saber lo que pudiera encontrarme después. Tal era y es mi interés por el poeta de Moguer y su relación con el flamenco, tema al que he dedicado anteriormente hasta cinco entradas en este blog (como puede verse accediendo a la etiqueta "Juan Ramón Jiménez") y para el que aún tengo material inédito. ¿Y qué me encontré?

Un libro decepcionante donde apenas si se toca la posible obra flamenca de Juan Ramón ni su interés por nuestro arte popular. ¿Qué aporta aquí de original este señor Robles? Lo único interesante del libro (y ocupa más de la mitad del mismo) son los textos juanramonianos que han servido de base para los diez cantes que hace Rocío Márquez en su disco. Claro que eso muchas discográficas lo arreglan con un libretito de las dimensiones del compacto, dejando que éste (el disco) sea el protagonista y el libro sea el complemento. Con la presentación de Signatura han cambiado los papeles y el disco aparece como el postizo del libro.

Por supuesto que no me arrepentí de la compra, simplemente me confundí pensando que compraba un libro cuando en realidad compraba un disco. Porque la niña Rocío Márquez se luce en su buen hacer flamenco, en su frescura, en la limpieza de su voz. ¡Qué maravilla de Taranta de Linares! ¡Qué gozada de Nana por Bulerías!

La pena es que no haya usado las coplas (siguiriyas gitanas, soleares, fandangos, seguidillas) que Juan Ramón compuso a la manera de los flamencos. Recuerden,
Me da pena cuando veo
en la primavera verde
algún arbolillo seco.
¿Se imaginan esta soleá en la voz de Rocío? Pero no, cuando le han seleccionado los textos sólo le han dejado un botón de muestra, por cierto impresionante. Me refiero a las siguiriyas que vamos a oír, donde la primera letra es de Juan Ramón y la segunda del poeta decimonónico Augusto Ferrán. Que ustedes lo disfruten.

domingo, 5 de agosto de 2012

La Hermandad. Cantes de protesta

Ya en otra ocasión (30 de junio de 2011) cedí mi palabra al buen amigo Humberto Wilkes, guitarrista holandés conocido como Payo Humberto, hoy establecido en los Estados Unidos. Desde allí nos manda vídeos y hoy quiero que ustedes vean uno. Va referido a la época de La Hermandad y el primer acercamiento de Morente a la Universidad. También toca Humberto el tema de los cantes de protesta, sobre el cual yo me extenderé otro día. Disfruten, sobre todo con el cante final que nuestro amigo nos trae en la voz de Enrique.