Visitando mi cuaderno Cantando por Fandangos, ahora convertido en EL MUSEO DEL FANDANGO, podrán elegir entre doscientos cincuenta (250) artistas distintos para escuchar este estilo de cante.

lunes, 14 de noviembre de 2011

El Planeta y Caracol unidos por la historia y por la sangre


Manolo Caracol presumía de sus ancestros flamencos, diciéndose, por parte paterna, bisnieto tanto de Enrique Ortega El Gordo Viejo como de Curro Dulce, y, por parte materna, tataranieto de El Planeta. Respecto a los bisabuelos, nunca hubo duda, pero sí que fue cuestionada alguna vez su otra ascendencia. Es curioso que de un cantaor que todos los tratadistas han considerado uno de los patriarcas del Flamenco, sólo se supiera hasta hace tres días su apodo de El Planeta. Ha sido un crítico de Flamenco, el sevillano Manuel Bohórquez, quien por fin nos ha aclarado todo. Y lo ha hecho, precisamente, partiendo de Caracol e indagando en sus ascendientes maternos. Así, hemos podido saber que El Planeta nació en Cádiz, como habían afirmado algunos, entre ellos Demófilo, aunque sin aportar pruebas. Hijo del matrimonio gaditano Gregorio Monge y Francisca Rivero, vino al mundo, hacia 1879, Antonio Monge Rivero, nuestro Planeta. Esta información está en el blog La Gazapera del citado Bohórquez, con fecha de 20 de febrero de 2011. De ese mismo blog hemos tomado los datos que, resumidamente, nos llevan de El Planeta hasta Caracol:

Antonio Monge Rivero "El Planeta" + María Bara Gallardo à Dolores Monge Bara
José Juárez García + Dolores Monge Bara à Gregorio Juárez Monge
Gregorio Juárez Monge + Francisca Soto Ramírez à Dolores Juárez Soto
Manuel Ortega Fernández + Dolores Juárez Soto à Manuel Ortega Juárez “Caracol”
Puestos a esquematizar, reseñemos los antecedentes paternos:

1) Enrique Ortega Díaz, El Gordo Viejo para la historia flamenca, casó con Carlota Feria Ruiz. Del matrimonio hubo varios hijos entre ellos el famoso Enrique Ortega El Gordo y, el que interesa para nosotros, Juan Ortega Feria El Aguila, cantaor como su padre y como su hermano.

2) Francisco Fernández Boigas, Curro Dulce para entender, se casó con una Espeleta de Cádiz. De ese matrimonio nació Rufina Fernández Espeleta.

3) Y todo queda claro porque un hijo del Gordo Viejo se casó con la hija de Curro Dulce:

Juan Ortega Feria + Rufina Fernández Espeleta à Manuel Ortega Fernández
Manuel Ortega Fernández + Dolores Juárez Soto à Manuel Ortega Juárez “Caracol”

Gracias, Bohórquez. Con tu proceder, compartido por otros estudiosos del Flamenco que no es momento de nombrar, empezamos a enterarnos "de qué va la copla". Hora es de desterrar la pretendida Flamencología de muchos poetas que se limitaban a afirmar sin probar nada. ¡Cuánta página escrita para confundir que no para aclarar!


Yo les dejo con una fotografía en la que aparecen Caracol padre (El del Bulto) y Caracol hijo. El guitarrista que los acompaña debe ser Vargas Araceli.

Y, ¿cómo no?, un cante por siguiriyas, de las varias que Manolo Caracol y Melchor de Marchena grabaron en la antología "Una historia del Cante Flamenco".



13 comentarios:

  1. Hasta escribiendo de flamenco se nota que ha sido usted profesor toda tu vida. Saludos de un alumno que aprendió matemáticas en sus clases.

    ResponderEliminar
  2. Gracias. No sé quién serás, Anónimo. Han sido 39 los años que he pasado contando "mentiras" en la pizarra. Pero, ¡qué mentiras tan bonitas! Un buen teorema no le envidia a una buena soleá.

    ResponderEliminar
  3. Aunque no he sido alumna tuya te agradezco que sigas enseñándonos. Buen trabajo...

    ResponderEliminar
  4. ¿A qué poetas flamencólogos te refieres?

    ResponderEliminar
  5. No quiero, en este momento, dar nombres, pero éstos están en la mente de las personas que, junto a la afición al cante, también tienen afición por la lectura y el estudio. Habrá ocasión de hacerlo porque yo nunca he guardao espaldas ajenas.

    ResponderEliminar
  6. andrés.. se lo digo yo? jajajaja... muy bueno...

    ResponderEliminar
  7. ¿El cante gitano era Mairena o era Caracol?

    ResponderEliminar
  8. Yo no lo sé. Ambos fueron excelentes. En cualquier caso, lo que está claro es que no existe una sola corriente o escuela de "cante gitano".

    ResponderEliminar
  9. Andrés, esto de la "sangre azul" en el flamenco y en otras cosas, ¿funciona de verdad, quitando la facilidad en el aprendizaje?
    José Antonio Murciano

    ResponderEliminar
  10. Por supuesto que no, pero ayuda. De todas formas, de vez en cuando surgen sagas que pueden durar siglos: los Bach en la clásica, los Bernouilli en matemáticas, los Ortega en el flamenco.

    ResponderEliminar
  11. No había visto esta respuesta. ¡Me encanta lo de los Bernouilli!
    Juan Antonio Murciano

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué arte tienes, Andrés! Viva el profesor que habita dentro de ti. Si hubiera tenido la suerte de recibir tus clases, quizá me hubieras quitado el miedo escénico, el tedio y el pánico que, todavía hoy, me producen las matemáticas; seguro que bonitas, pero... ¡qué cuestecita arriba se me hacían! y encima era la asignatura más difícil de copiar, actividad en las que servidor destacaba.
    El avistamiento y enfoque, desde el telescopio de Arahal, del Hubble Bohórquez, identificando al Planeta en la Galaxia Ortega, es sin ningún género de duda, el hallazgo más relevante y mejor documentado de la actual flamencología.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Javier, por acercarte hasta aquí. ¿Me crees si te cuento que muchas noches sueño con mis clases, con mis pizarras? Algunas veces mis alumnos se sorprendían (esto no es sueño y sí fue realidad) porque entre teorema y teorema les hablaba por ejemplo de Camarón de la Isla. En flamenco yo nunca fui nadie ni nada salvo aficionao. Si acaso, me adelanté en el tiempo cuestionando la flamencología vigente entre 1955 y 1980. Ahora veo con satisfacción que no iba descaminado. Muerto Pepe Blas Vega, un puñao de gente más joven (sabes a los que me refiero) tenéis que recoger el testigo. Vais por buen camino. Un abrazo

      Eliminar