Visitando mi cuaderno Cantando por Fandangos, ahora convertido en EL MUSEO DEL FANDANGO, podrán elegir entre doscientos cincuenta (250) artistas distintos para escuchar este estilo de cante.

jueves, 9 de julio de 2015

Cantaores cordobeses: EL NIÑO DE PRIEGO (I)

Después de publicado este artículo, tengo que rectificarlo pues no fue don José Muñoz González, (q.e.p.d.) quien me dio a conocer  a El Niño de Priego sino su paisano y amigo mío Antonio Ruiz Ramírez. Fue Pepe Muñoz quien me dijo más adelante que conocía las placas del cantaor en cuestión. Pues la verdad es que no se cómo ni donde, se me han trocao los nombres, como decía la copla de Manuel Machado, sin saberlo yo. Corrijo en la certeza de que el bueno de Antonio, no tendrá en cuenta mi error. Mantengo, no obstante, la dedicatoria que puse para el de Sevilla.  

A la memoria del gran aficionado sevillano don José Muñoz González

Corría el 13 de enero de 2013 y en correo personal Antonio Ruiz Ramírez me decía:

Por otra parte quería poner en su conocimiento que poseo algunos cantes de un cantaor olvidado de Priego que es muy raro y que vivió a principios del siglo pasado, no sé si lo conocía, era conocido por El Niño de Priego. He conseguido rescatar algunos cantes que grabó acompañado por Ramón Montoya, tras mucho buscar, y si son de su interés hagámelo saber y se los mandaré encantado.

Tres días después recibía cinco grabaciones y el amigo Antonio me añadía

Le mando los cantes que he podido rescatar de José Ropero Miranda, conocido artísticamente como Niño de Priego, los tres de mejor calidad están sacados de una recopilación francesa de cantaores sevillanos, en uno de los fandanguillos que hace en ella, hace referencia a que no es de Marchena sino de Priego, se ve que se dio esa confusión y la prueba es que la edición francesa lo incluye como Sevillano en ella, los otros dos están grabados de un disco de pizarra y deja bastante que desear, son los que corresponden al acompañamiento por el Niño Ricardo, los otros tres lo acompañaba Ramon Montoya. Tenía también un cante extraido de un álbum de músicas étnicas del mundo, editado por una casa norteamericana en los años treinta, en la que se incluía como representante del cante flamenco únicamente al Niño de Priego cantando por malagueñas, pero desgraciadamente ese cante lo perdí en mi anterior ordenador y ahora me es imposible volver a encontrar dicha grabación. Formó parte de la que se denominó Ópera Flamenca, en las décadas de los veinte y los treinta del pasado siglo, y compartió cartel con las figuras de aquella época como Escacena, Cayetano Muriel, etc. Grabó con los mejores, como muestra estos cantes que le mando, grabados con Ramón Montoya o Niño Ricardo y tuvo fama y reconocimiento en su tiempo, pero quizá por la pronta retirada de los escenarios y su emigración a Barcelona, poco o nada ha trascendido de este notable cantaor.

Escuché los cantes que me mandaba mi amigo prieguense y me gustaron: dos tandas de fandangos y unas guajiras con Ramón Montoya, otras dos tandas de fandangos con Niño Ricardo. Me interesó el personaje e indagué sin mucho fruto para recoger. Averigüé que había nacido en El Cañuelo, una de las muchas aldeas que tiene el municipio de Priego de Córdoba, y llegué a saber que en Fuente Tójar, localidad cordobesa cercana a Priego, nuestro cantaor se enamoró de María Leiva Hidalgo con la que contrajo matrimonio en 1941. Comenté estas cosas con mi amigo don José Muñoz González, sevillano empeñado en sacar del olvido a los cantaores que han caído en él, y me dice que sí que conocía las placas del Niño, pero no tenía más noticias del mismo.

Dejé aparcado el tema hasta que tuve conocimiento del libro del gran aficionado Luis Benito Corral (o Luisillo de Cáceres). Aquí se nos aclaran y se nos amplían suficientemente los datos que buscábamos. Nuestro cantaor nació efectivamente en El Cañuelo. Lo hizo el 11 de marzo de 1917, siendo hijo de Evaristo Zapater Ortega y de María Ropero Miranda. Su nombre, por tanto, era el de José Zapater Ropero y no el de de José Ropero Miranda como se creía y me comunicaba mi amigo Pepe Muñoz. ¿Qué pasó? Pues que el matrimonio de Evaristo con María se rompió y ésta se llevó al niño a la vez que buscó otro hombre con el que tuvo varios hijos más, los cuales fueron inscritos con los apellidos Ropero Miranda de la madre, arrastrando con ello al hermano mayor aunque éste viniera de una "niá" previa. ¡Cosas de la vida! La verdad es que fue cantaor muy precoz pues sus grabaciones las hizo con 13 o 14 años. A las cinco que ya conocíamos, Luis añade otras cinco aunque no aparecen las malagueñas que me citaba el amigo Antonio Ruiz. Bueno es que hagamos un alto y escuchemos a nuestro cantaor de Priego.

1) Año 1930, con Niño Ricardo. Fandangos (La ruina me buscó)

2) Año 1931, con Ramón Montoya. Guajiras (Es la cubana la flor y nata)
3) Año 1931, con Ramón Montoya. Granadina (La que vive en La Carrera)

4) Año 1931, con Ramón Montoya. Fandangos (Yo soy El Niño de Priego)


¡Caray con el Niño! ¡Claro que no es de Marchena ni falta que le hacía! ¡Buenos fandangos, exquisita granadina, deliciosas guajiras! No es de extrañar que nuestro José Zapater actuara entre 1930 y 1936 con la crema de los elencos flamencos de la época. Por su edad tuvo que combatir en la guerra del 36-39 y le tocó hacerlo en Badajoz con el bando rebelde donde alcanzó el grado de sargento como vemos en la foto de 1938 que hemos colocado más arriba. Acabada la incivil contienda volvió a su tierra y al poco tiempo, como ya hemos señalado, se casa en Fuente Tójar. La figura de El Niño de Priego parece eclipsarse, pero no fue así: desapareció el Niño pero surgió otro artista. Más adelante, seguiremos.

4 comentarios:

  1. Supongo que los tendrás pero por si acaso tengo una "soléa con alegrías" y una "milonga con recitado" acompañado por Antonio Flores y tres cortes de fandangos con Ramón Montoya y otro con Niño Ricardo de este Niño de Priego y algunas canciones con orquesta. Están a tu disposición...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo Pedro, sí poseo esas grabaciones de que me hablas. Lo que no aparece de momento son las malagueñas que se citan en mi artículo.

      Eliminar
  2. No sé si he enviado bien el comentario o te saldrá dos veces. Te comentaba que observo que viviste el flamenco del Madrid de los años 60, 70 y sin embargo veo que no hablas de grandes artistas de la época como Luis de Marchena, Luis Pastor (el genial guitarrista), Rafael Nogales, Pepe Guillena...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los artistas que me nombra me suenan pero no llegué a conocerlos. No olvide usted que este humilde cuadernillo lo es simplemente de memorias (no de historia) y además memorias mías.
      Por otro lado, no entiendo a que viene su comentario cuando estábamos hablando del "hallazgo" del Niño de Priego.

      Eliminar