Visitando mi cuaderno Cantando por Fandangos, ahora convertido en EL MUSEO DEL FANDANGO, podrán elegir entre doscientos cincuenta (250) artistas distintos para escuchar este estilo de cante.

viernes, 15 de julio de 2011

Porque o seu valor perdéu (porque perdió su valor)

Durante cinco años viví lo que yo llamaba mi "exilio dorado" en esa tierra paradisíaca que llamamos Galicia. La dejé en 1976 para establecerme hasta hoy en la ciudad
andaluza-romana-cristiana-mora-judía-castellana
de Córdoba, cerquita de mi Fernán Núñez natal. Entre los muchos recuerdos que traje de Galicia estaba el libro "Cancioneiro popular galego", recopilado por Ramón Cabanillas, familiar y antepasado por cierto de aquel político llamado Pío Cabanillas que fue mano derecha primero de Fraga, en los últimos años del franquismo, y luego de Suárez, en la época de la transición. Releyéndolo un día, me encuentro esta copla:

Ao pano fino na tenda
unha mancha lle caiéu
a menos precio se vende
porque o seu valor perdéu.

Pero, ¡si esto lo he oído yo por soleares! Claro que sí y, ahora las comparto con ustedes:

Con la guitarra de Fernández "El Negro", las canta Manuel Fernández Cruz, Manolito el de María, gitano que vivió en una cueva del castillo de Alcalá de Guadaira, donde nació en 1904, muriendo en Sevilla en 1966. Exquisito cantaor no profesional emparentado con los Paula de Alcalá, los Talega de Dos Hermanas y los Cruz García de Mairena del Alcor. ¡Buena genealogía, buena! Pero vayamos con las letras: si la primera se iguala a la copla gallega recogida más arriba, ¿qué me dicen de la última? Trocá a su manera por Manolito, no es sino aquella de

Las barandillas del puente
se menean cuando paso.
Yo te quiero a ti solita,
de las demás no hago caso.

que tan popular hizo la cantante madrileña María Dolores Pradera y que en Andalucía suele cantarse como "Jotilla de Aroche" (Huelva). Traigo esto a colación para reafirmarme en mi creencia de que, aunque exista un cancionero intrínsecamente flamenco, del que habrá ocasión de hablar, lo más común es que el cancionero flamenco esté imbricado con los diversos cancioneros peninsulares e incluso de otros países. Pensando, por ejemplo, que uno de los temas dominantes en el cante es el del amor y que éste es universal, no debe extrañarnos esta mezcla que más que excepción debe ser regla común.

4 comentarios:

  1. Claro que sí, Andrés. Precisamente hoy, comiendo al mediodiá, que siempre lo hacemos escuchando flamenco, comenta mi marido: "esta letra la oído yo cantada por otro palo" a lo que le contesto yo: "no solamente por otro palo, sino por cantes de otra región diferente.
    Manolito el de María, entrañable personaje; aquel que cuando le preguntaron que por qué cantaba respondió: "porque recuerdo lo que he vivido".
    En esa cueva que muy bien citas, creo que con solo una habitación, vivían con vários hijos.

    ResponderEliminar
  2. Buen trabajo.Hay que reestudiar continuamente el Flamenco. Muchas cosas son mentiras porque asi lo manifestaron los "grandes", pero casi todo ha de venir del pueblo y el listo de turno lo hacía o lo hace suyo. No tenía ni idea de "La Jotilla de Aroche". Todos los días se aprende algo.

    ResponderEliminar
  3. La misma copla que canta Manolito María era conocida en Andalucía. En 1914, don Manuel de Falla publicó sus "Siete canciones populares". En una de ellas va esta letra
    ""Al paño fino, en la tienda,
    una mancha le cayó;
    por menos precio se vende,
    porque perdió su valor.""

    ResponderEliminar
  4. La misma copla que canta Manolito María era conocida en Andalucía. En 1914, don Manuel de Falla publicó sus "Siete canciones populares". En una de ellas va esta letra
    ""Al paño fino, en la tienda,
    una mancha le cayó;
    por menos precio se vende,
    porque perdió su valor.""

    ResponderEliminar